esquemamercado

Existe una filosofía ligada al concepto de mercadotecnia, referida a la orientación empresarial: el enfoque en el cliente. La empresa debidamente enfocada desarrollara todas sus actividades y dedicara todos sus recursos, especialmente su personal, guiada por esta premisa.

A diferencia de las otras áreas funcionales de la empresa (finanzas, personal, producción, etc) el departamento de mercadotecnia y sus encargados centraran su atención en el consumidor.

Sin embargo si analizamos de cerca los términos importantes para comprender el concepto de mercadotecnia, en el sentido empresarial, podemos entender que:

  • Existen necesidades y deseos que demandan productos que proporcionen satisfacción a las personas.
  • Existe una relación entre individuos o grupos, los que son los actores de los intercambios, producto de acciones de compra y venta o de trueque, por lo que deriva que hay productores y consumidores.
  • Se intercambia productos y valor, los que están dirigidos a satisfacer a los clientes y retribuir al suministrador o creador del producto, el valor es el beneficio percibido por el cliente y el precio del producto que se entrega al que lo otorga.

Por tanto entendemos como mercadotecnia al proceso por el cual individuos y grupos obtienen lo que necesitan y desean, creando e intercambiando productos y valor con otros.

El gurú del marketing Philip Kotler considera que la mercadotecnia es un proceso social y administrativo que hace posible el intercambio mediante transacciones, que están dirigidas a satisfacer las demandas y los mercados.

El concepto de producto no se limita a bienes físicos sino también puede tratarse de instituciones sin fines de lucro, la iglesia, un equipo de futbol, lugares y hasta personas.

Otro elemento importante es que los intercambios son de productos y valor, lo que implica la posibilidad de hacer trueque y no solo se está hablando de una relación en la que se entrega dinero por un producto.

Queda también entendido que el intercambio puede producirse entre una empresa y un consumidor, o cliente, o entre dos personas que mediante el trueque intercambian servicios.

El interés de la empresa radica en la manera en que el cliente actúa para satisfacer sus necesidades y deseos. De esta forma, la importancia de conocer el comportamiento del consumidor se hace imperativa para entender la manera en que el cliente decide una compra, porque prefiere tal o cual marca, y que factores de su entorno pueden influenciar sus decisiones.