entrevista

Cuando se realiza una entrevista de trabajo se presentan una serie de personas con diferentes características emocionales así como distinto comportamiento por lo que tienen distintas formas de reaccionar frente a una pregunta.

De acuerdo a su desenvolvimiento durante la entrevista mencionare algunos de los más comunes:

Los nerviosos

Existen una infinidad de causas para que una persona asista a una entrevista de trabajo con mucho nerviosismo pero lamentablemente no es una entrevista clínica ni de terapia por lo que se debe evitar situaciones que provoquen nervios momentos antes de la entrevista.

Planificar una respuesta previa para una pregunta complicada como por ejemplo ¿Por qué fue despedido de su anterior trabajo? Ayuda mucho y quita la tensión del momento al intentar dar una respuesta.

Los que hablan demasiado

Existen muchas personas que se explayan demasiado durante la entrevista dando respuestas que no tienen nada o poco que ver con la pregunta que se les ah formulado.

Se debe tratar de dar respuesta a la pregunta lo más concretamente posible evitando que el entrevistador se vea obligado a terminar la entrevista o volver al hilo de conversación con frases como: Volviendo a la pregunta me decía…

Los agresivos

El mal momento por el que una persona atraviesa como es el de no tener un empleo provoca muchas veces comportamientos agresivos, se debe tener muy en cuenta que comportándose así solo conseguirá disminuir la posibilidad de conseguir el empleo.
Si no se encuentra en el mejor momento para realizar la entrevista es mejor evitarla o si es posible posponerla.

Los emotivos

Una estrategia muy mal utilizada es la de tratar de conseguir algo a través de la lástima, presentarse deprimido o a punto de llorar solo denotara poca estabilidad emocional y la escasa posibilidad de conseguir el empleo. No es recomendable presentarse en ese estado a una entrevista de trabajo.

Los dominantes

Generalmente las personas que previamente han ocupado cargos altos o ejecutivos tienden a tratar de llevar la entrevista ellos mismos respondiendo preguntas que ellos mismos se hacen o auto eligiéndose para el trabajo frases como ¡No pierda el tiempo yo seré el elegido! son muy comunes.