organigrama

En toda institución u organismo, se hace imprescindible la aplicación de ciertos conocimientos de administración y organización para el mejor desempeño de sus actividades y como una consecuencia de ello, la mejor marcha de la entidad.

Por lo tanto se requiere manuales de organización y funciones, de procedimientos, de dirección, de coordinación y otros estando por consiguiente el famoso organigrama.

Básicamente todo organigrama debe estructurarse teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Diferenciar claramente los distintos tipos de unidades administrativas.
  • Evitar duplicaciones y/o superposiciones.
  • Limitar el número de niveles jerárquicos en lo posible.
  • Ninguna persona o unidad, debe ser responsable ante más de un jefe.
  • Cada función, necesaria para el cumplimiento de los objetivos del organismo, deberá integrarse a una unidad administrativa.
  • La autoridad y responsabilidad para actuar, debe centralizarse ante quienes en realidad ejecutan la función.
  • Precisar en cada unidad administrativa sus líneas de coordinación, para así conocer su realidad.
  • Cabe agregar que se puede utilizar la denominación organigrama, que son sinónimos en el concepto mismo de representar una institución, que aunque no expresada en su totalidad, nos ayuda a entender la mayoría de los aspectos que le desea precisar.