mujer

Se habrán dado cuenta que cuando caminan por la calle no hace falta esperar mucho para toparnos con algún anuncio en el que se encuentre alguna chica joven promocionando algún producto.

Es un gran estimulo: energía, juventud y belleza pero también explotan la sexualidad natural y el morbo de la gente al colocarla en diminutas prendas de vestir asociándola a campañas que no tienen mucho que ver con ellas.

Veamos si vendo lencería sería apropiado colocar una chica posando la ropa, pero si vendo un carro será necesario colocar una chica semidesnuda y si vendo una computadora será necesario colocar una chica semidesnuda.

En realidad toda agencia encargada de realizar la publicidad para determinado producto busca la venta del mismo y lograr esto requiere una serie de estrategias pero está demostrado que con inteligencia, creatividad e innovación se logra más que solo colocando un estimulo que llame la atención del consumidor.

No podemos evitar utilizar la belleza natural de la mujer pero también hay que tener en cuenta que puede opacar el producto o alejar la atención del objetivo principal que es la venta del producto, es algo que las agencias publicitarias se han dado cuenta en la actualidad.