Para poder desarrollar lazos grupales efectivos y de productividad organizacional, los vínculos laborales deben estar constantemente fortalecidos, aplicando los siguiente:

Seleccione acertadamente a las personas en su equipo de trabajo, teniendo en cuenta aspectos relevantes como experiencia, intereses, perspectivas, cualidades y habilidades interpersonales.

Resalte la importancia del diálogo entre los miembros del equipo, tomando aportes, la libre expresión de ideas y opiniones; estableciendo los principios básicos,  responsabilidades y objetivos de trabajo con un plazo determinado para lograrlos, creando de esta manera una cohesión grupal.

Brinde los recursos materiales, económicos y humanos necesarios a su equipo de trabajo; así mismo el lugar adecuado y el tiempo suficiente para poder realizar sus actividades. Todo ello para facilitar el camino, con el objetivo de obtener el máximo rendimiento de su trabajo y el alcance de resultados positivos.

No límite las capacidades de sus trabajadores, por el contario; faculte a los trabajadores para la realización de tareas y la toma de decisiones en favor de la organización. De igual manera no menosprecie las contribuciones de su equipo, pues puede desalentar y frustrar a sus trabajadores. Acepte de manera positiva las ideas innovadoras, ambiciosas y las soluciones propuestas por su equipo.

Es importante que mantenga permanentemente una comunicación asertiva con el grupo de trabajo, utilizando además diferentes tipos de comunicación cotidianas (e-mail, teléfono, radio) así fortalecerá las relaciones del equipo.

Reconozca y Recompense a las personas que sobresalgan en el grupo de trabajo, tome en cuenta no sólo la función laboral si no también resalte sus cualidades personales y sociales. Celebre en grupo los logros alcanzados, con  ideas amenas y de confraternidad.

De la creación de un entorno de trabajo cooperativo depende el éxito del equipo, para luego establecer  la misión, las estrategias y las tácticas hacia el crecimiento. Las organizaciones necesitan fomentar y aplicar estos recursos para las buenas Relaciones Interpersonales; base fundamental de una organización.