¡Tu mamá no es tu mercado objetivo!


La mayoría de las personas, en algún momento, han considerado la posibilidad de iniciar su propio negocio y puesto que estás leyendo esto, es probable que seas una de esas personas. Pero cualquiera que sea el producto, es casi seguro que la mayoría no hace sus tareas antes de saltar con ambos pies.

Por supuesto, puedes haber refinado, pulido y ajustado tu idea hasta sentir que era perfecta. Es probable que hayas investigado a los posibles competidores, y trabajaste sin descanso para desarrollar un plan de negocios sólido. Es posible que incluso hayas preguntado a algunos amigos y compañeros de trabajo lo que pensaban al respecto. Pero faltó un paso crítico.

¡No has encontrado ni siquiera un puñado de personas que se comprometan a comprar realmente lo que estás vendiendo!
Presta atención, puedes pasar todo el tiempo del mundo perfeccionando tu producto y crear un plan de negocios perfecto, pero hasta que no llegue el momento de que el dinero cambie de manos, todo  eso no quiere decir absolutamente nada. Y claro, la gente va a decir que tu idea es genial. Dependiendo de su punto de vista, o son demasiado amables o demasiado débiles para decir lo que realmente piensan. Así, te quedas estancado en el camino, porque después de todo el trabajo que has puesto en tu “bebé” tienes miedo de saber que eres el único que se preocupa por él.

Pero si no cambias el rumbo y rápido, vas a fallar, porque TÚ NO ERES tu mercado objetivo (ni tu madre, tu esposa, amigos o hijos) y sus opiniones no importan. Los Grupos Focales son utilizados por una razón: Los participantes no te conocen y no se preocupan por tus sentimientos, así que van a decir lo que realmente piensan. Si tu producto apesta, te lo dirán, ¡y eso es exactamente lo que necesitas!
Entonces, ¿cuál es la solución? Salir de todo eso y empezar a construir una Base de Clientes. Luego, realizar los ajustes sobre la base de SUS comentarios. Un gran ejemplo de proyecto podría ser el ya célebre libro escrito por W. Chan Kim y  Renée Mauborgne llamado “Ocean Blue Strategy”, que describe exactamente la manera de averiguar lo que importa a sus clientes y al mismo tiempo deshacerse de lo que no les importa. También tiene una variedad de casos de empresas que se han perfeccionado sobre la base de lo que los clientes querían, y no sobre lo que los propietarios o gerentes querían.

Si puedes lograr todo esto, tendrás una gran ventaja sobre tus competidores, y en poco tiempo, se convertirán en irrelevantes.

Fuente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Required fields are marked *.


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>