TEORÍA NEUROSICOLÓGICA DEL REFLEJO ( I.P. PAVLOV)

El organismo humano, considerado como un sistema auto dirigido y autorregulado, sólo puede existir a través de su equilibrio permanente con la realidad exterior. Este equilibrio se produce, de manera ininterrumpida, gracias a determinadas reacciones que se suscitan en el organismo como respuesta a los estímulos externos. En el ser humano ( y en los mamíferos superiores ), tal equilibrio se efectúa fundamentalmente a través del SNC bajo la forma de reflejos.

Con el desarrollo progresivo, las relaciones entre el organismo y en medio circundante experimentan una sucesiva complejización que alcanza su más alto nivel en el ser humano.

En éste, los segmentos superiores del encéfalo han llegado a un escalafón superior de desarrollo y posibilitan la ejecución de la actividad racional, pensante.

Las particularidades cualitativas del ser humano, que lo diferencian de los animales, están determinadas por su actividad socio laboral y por el lenguaje que emerge en el proceso de trabajo. “El trabajo y la palabra con él relacionada nos han hecho humanos” (Pavlov). El ser humano es un producto de sus condiciones sociales de existencia y en su conducta refleja el medio social en que vive. No se adecua pasivamente a la naturaleza si no que la domina y la adapta a sus fines.

Sin embargo pese a constituir la superación dialéctica del mundo zoológico, el ser humano ha emergido de él. La continuidad filogénica rota con el “salto” cualitativo que en el ser humano, ha impreso en éste, no obstante, determinados rasgos y características compartidas con los mamíferos superiores. Pero mientras estos poseen esos rasgos y características con sello animal, en el ser humano se ha producido una reestructuración de las mismas y su contenido ya no es biológico sino social.

Es teniendo en cuenta esta diferencia cualitativa corno se debe encarar la teoría Neurofisiológica del reflejo, formulada por Pavlov como Teoría de la Actividad Nerviosa superior (ANS).

Esta teoría estudia los mecanismos de la actividad, neural que sirven de soporte al psiquismo, de modo que sus leyes ponen de manifiesto los mecanismos cerebrales a partir de los cuales se genera la actividad psíquica. Concibe el reflejo como conexión nerviosa o arco neural que comprende: Vía aferente, centro receptor y vía eferente ( sensitiva, analizadora y motriz) respectivamente, además de un cuarto eslabón llamado por Anojín retro-aferentizacion o “Aferentizacion de retorno”.

El reflejo presenta tres niveles indesligables e interactuantes:

a) Reflejo incondicionado o nivel de los automatismos instintivos.

b) Reflejo-condicionado I o I sistema signalizador o nivel psicológico de finalidad adaptiva; y

c) Reflejo condicionado II o II sistema signalizador o lenguaje o nivel consciente.

Los dos primeros niveles son comunes al ser humano y a los mamíferos superiores; el Tercero es exclusivamente humano y reestructura a los  dos niveles anteriores.

1. Actividad Neural

La actividad del sistema nervioso se efectiviza a través del reflejo que es la forma fundamental de esa actividad y la modalidad básica de adaptación al medio. El reflejo  constituye una respuesta del organismo a los estímulos internos y externos a través del sistema nervioso central. Este cumple dos funciones fundamentales:

Relaciona al organismo como totalidad con el medio exterior (recepción del estímulo) y,

Coordina y regula la actividad de los distintos órganos aparatos y sistemas corporales.

Indisolublemente unido a los órganos sensoriales (receptores) y a los ejecutores de las respuestas del organismos (efectores), el SNC tiene estructuras interactuantes cuyo sinergismo constituye el mecanismo fundamental de la regulación nerviosa partir del segmento inferior de la médula espinal, adquiere una gran complejidad en el córtex de los hemisferios cerebrales. Cuánto m:’ls alta se halla una de las porciones del SNC, más compleja en su estructura y más complicada, delicada y multivariada es su función.

Sobre la base de estos hechos, Pavlov diferenció la actividad de SNC en:

a) Inferior o  innata, efectuada por los segmentos situados por debajo del córtex. Su misión es unir e integrar el funcionamiento de todas las partes dentro del organismo.

b) Superior o adquirida en el proceso de la experiencia vital. Establece la interacción organismo ambiente y determina la conducta (humana y animal). Es realizada por la corteza y sub corteza en trabajo unificado.

2. Partes del Sistema Nervioso

2.1 Vegetativo o autónomo. Regula el funcionamiento visceral, glandular y la constancia del medio interno.

Ajusta las respuestas del individuo con las condiciones de su medio interno. Consta de dos porciones: El SNA simpático, formado por fibra toráxico-lumbares que forman a su vez cadenas de fibras a lo largo de la médula. Es excitador dilata la pupila, acelera el ritmo cardiaco, etc. El SNA parasimpático, formado por fibras – sacras. Es inhibidor. Tiene funciones opuestas a las del simpático.

2. 2 Sistema Nervioso Periférico . Está constituido por:

2. 2.1 Nervios craneales (12 pares: I nervio olfatorio, II nervio óptico, III nervio motor ocular común, N nervio patético, V nervio trigémino, VI motor ocular externo, VII nervio facial, Vlli nervio acústico, IX nervio glosofaríngeo, X nervio vago, XI nervio espinal. Xll nervio hipogloso). Inervan la cabeza.

2.2.2 Nervios raquídeos (31 pares: 8 cervicales, 12 dorsales o toráxicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo). Tiene doble raíz : sensitiva y motora. Inervan el tronco y las extremidades.

2.2.3 Los ganglios. Los paravertebrales se relacionan con las raíces post sensitivas. Los previscerales, pertenecen al SNV.

2. 3 Sistema Nervioso Central. Lo constituye:

2. 3.1 La médula espinal, integrada por los segmento cervical, dorsal, lumbar y sacro.

2. 3. 2 Tronco encefálico, lo integran el bulbo, la protuberancia, la lámina cuadrigemina y los pedúnculos cerebrales y el  IV ventrículo.

2.3.3 El cerebelo (timón motor).

2. 3.4 Subcorteza. Formada por los núcleos basales o núcleos grises centrales, el tálamo, hipotálamo y los núcleos estriopalidales.

2.3.5 Córtex. Integrado por: el rinencéfalo (cerebro instintivo-afectivo) el cortex noético ( cerebro de la inteligencia y el lenguaje) y el córtex prefrontal (cerebro de integración suprema y unidad).

3. Funciones del Sistema Nervioso Central

3.1 Funciones de la médula.- Presenta los centros de reflejos sencillos, innatos o incondicionados , es decir . los reflejos más simples y más localizados que se limitan a la parte del cuerpo con que está unido un determinado segmento o grupo de segmentos medulares: de micción, defecación, de participación de la motricidad  y en la actividad sexual, etc.

3. 2 Funciones del tronco encefálico.- Presenta los centros reguladores del permanente funcionamiento de los órganos respiratorios, cardiovasculares, etc. Interviene en la coordinación de los movimientos y en el tono postural corporal. Teniendo centros de reflejos incondicionados, regula la succión, la secreción salival, la masticación, la deglución, la tos, el estornudo, el lagrimeo, la contracción pupilar, etc.

3. 3 Funciones del cerebelo.- Es asiento de centros reflejos incondicionados. Sintoniza todo el sistema muscular en coordinación con el bulbo.

3.4 Funciones de la sub corteza .- Elabora reflejos incondicionados complejos y participa en la estructuración reflejo-condicionada hecha por el córtex. Los núcleos basales, son los centros de la motricidad. El tálamo es el centro sensitivo y recibe excitaciones provenientes de los 6rgru10s de los sentidos. El hipotálamo, elabora las caracterizaciones afectivo-emocionales primarias dentro del circuito límbico diencefálico (Circuito del Papez) y en conexión con el SNV. Los núcleos estriopalidales, constituyen el centro motriz subcortical y regula y coordina el tono muscular en los reflejos complejos.

3. 5 Funciones del córtex .- Elabora reflejos condicionados. Establece el más fino equilibrio entre el organismo y el ambiente. Regula los tipos más complicados de actividad. Subordina a todas las partes integrantes del SN.

4. Actividad Nerviosa Superior

La ANS se efectiviza mediante la unidad funcional del córtex y la sub corteza, cuya interacción es el órgano de la ANS. Constituye el substrato material de las funciones psíquicas.

Efectúa los tipos más complicados de actividad rcflt1o condicionada Coordina la actividad en el medio exterior, la interacción cortico-sub cortical es vital por que el córtex se relaciona con los medios internos y externo a través de la sub corteza . Esta envía variadas excitaciones procedentes de los órganos de los sentidos en calidad de informaciones que el córtex utiliza para regular el medio interno del organismo y su actividad exterior. Además, mantiene el tono indispensable para el funcionamiento cortical.

Ahora bien, toda actividad neural (particularmente de la corteza) descansa en la interacción de procesos nerviosos básicos ( excitación e inhibición ) y se realiza mediante mecanismos neurales básicos (análisis, síntesis, abstracción, generalización, concreción, comparación ), con la peculiaridad de que en el ser humano esos mecanismos tienen el aporte cualitativamente nuevo de la abstracción y la generalización en función de la posesión y utilización de lenguaje.

 

5. Niveles del reflejo

5.1 Cuadro de correspondencias

Actividad Neural Sistemas Signalizadores Procesos Neurales Mecanismos Neurales
Inferior Reflejo Incondicionado Excitación-Inhibición Análisis Síntesis
Superior Reflejo Condicionado I Excitación-Inhibición Análisis Síntesis
Superior Reflejo Condicionado II o Lenguaje Excitación Inhibición Superior Análisis Síntesis Abstracción General

5. 2 Nivel- Reflejo Incondicionado (RI)

Los reflejos incondicionados son respuestas automáticas, innatas (heredadas biológicamente y constantes (se explicitan sin variaciones) que constituyen el equipamiento básico que posee el individuo para asegurar en primera instancia su propia supervivencia. Como se encuentran ya “acuñados ” o impresos en el código genético del individuo se manifiestan invariablemente y con prescindencia de la cantidad y calidad de la estimulación (Por ejemplo: en un niño pequeño la succión, respuesta alimentaria vital, es desencadenada por cualquier objeto que estimule los labios).

La actividad nutricia, defensiva, sexual y otras se efectúan sobre la base de reflejos incondicionados complejos que al encadenarse configuran lo que se denominan instintos, no obstante, esas actividades experimentan, en el caso de ser humano una reestructuración racional y consciente cuya esencia está dada por el carácter social de los actos humanos. En cambio, en los animales, los reflejos incondicionados no pueden ser otra cosa que automatismos instintuales sin que importe mayormente el grado de complejidad que alcancen.

Los reflejos incondicionados más característicos son el reflejo inquisitorio o de investigación ( R de O a un E nuevo inesperado del mundo exterior) y el reflejo (defensivo pasivo o negativo) (R de inhibición motriz generalizada por parte de O ante E demasiado fuertes para el individuo).

En resumen, los reflejos incondicionados (biológicos o automatismos instintivos):

1. Se produce cuando un E actúa sobre un campo receptor determinado.

2. Son conexiones entre O y un ambiente relativamente constante es decir, son R fijas adaptadas cuantitativamente y cualitativamente a E.

3. Son producto de la experiencia de cada especie cristalizada en una organización Neural hereditaria y se establecen en el curso de la filogenia

4. Constituyen la base de la actividad adaptativa del O.

5. Representan un número muy reducido de R : son los patrones rígidos , básicos y específicos de la conducta.

6. Se establecen directamente por el trabajo de la médula y de los segmentos inferiores del encéfalo, pero tienen representaciones cortical y están controlados y regulados por el córtex.

7. Son simples (externo, interno y propioceptivos) y complejos (instintos o cadenas de reflejos).

8. En el ser humano son reestructurados por el lenguaje y el pensamiento como expresiones directas de la vida social.

5. 3 Nivel- Reflejo – Condicionado 1 o 1 Sistemas Signalizador (RC)

Los reflejos condicionados del I sistema signalizador constituyen los elementos fundamentales de la ANS y se adquieren por aprendizaje, es decir, son producto de la experiencia individual.

Consisten en la conexión de un determinado número de E ( externos e internos) con otros E desencadenantes de RI , con los que éstos se ponen en marcha o se inhiben por la acción de los primeros E que adquieren el valor de señales de fenómenos importantes para O y enriquecen grandemente el nexo entre éste y el mundo circundante. Esto significa que los RC constituyen el resultado de la formación de conexiones temporales en el córtex entre focos de excitación originados por estímulos condicionados (EC) y estímulos incondicionados ( EI) . En otros términos, constituyen nexos formados en el curso de la vida individual entre determinados agentes externos o internos y ciertas reacciones del O. De allí su carácter de adquiridos de allí también su fragilidad e inconstancia, pues tienden a extinguirse más o menos rápidamente e incluso a desaparecer en su totalidad cuando EC permanece mucho tiempo sin ser reforzado por el EI; de allí igualmente su carácter temporal.

Los reflejos condicionados se producen experimentalmente (al igual que cualquier otro fenómeno o proceso investigado científicamente) , pero no sólo son fenómenos de laboratorio. Son fenómenos generalizados a lo largo de toda la vida individual y constituye la base de los aprendizajes de una disciplina determinada y la estructuración de hábitos, de la adquisición de pautas y normas educativas y conductuales de la edificación de los sentimientos, etc.

Esto no significa sin embrago que sean fenómenos singulares como las condiciones de existencia de O (animales en la naturaleza y seres humanos en la vida social) y las circunstancias del desarrollo del individuo no son privativas sino que se extienden a todos los integrantes de una especie (que viven en condiciones naturales o como los seres humanos, en sociedades), entonces los RC son también en gran medida comunes a todos los componentes de la misma Así, la experiencia singular va ampliándose y perfilándose dentro de un margen creciente a medida que se asciende en la escala filogenética.

Esto es así porque el equipamiento fijo y automático reflejo – incondicionado, posibilita un primer y elemental nivel de aseguramiento de la supervivencia del individuo, no es capaz de permitir la adecuación del mismo a una realidad cambiante que exige formas de conducta flexible y adaptada a esas variaciones ambientales. El rol adaptador que cumple el nivel reflejo-condicionado del sistema signalizador resulta de ese modelo vital para la supervivencia del individuo y de la especie.

Ahora bien los RC son comunes al ser humano y a determinadas especies animales (particularmente los mamíferos superiores). No obstante entre los RC animales y los humanos hay una diferencia cualitativa como producto de la reestructuración social que experimentan los segundos a través del pensamiento y del lenguaje. Los RC son semejantes formalmente a los RC, pero su contenido es radicalmente distinto. Ese contenido está configurado por el conjunto de relaciones sociales implícitas en el pensamiento y en el lenguaje, con lo que los RC en el ser humano se encuentran de hecho en un nuevo nivel de desarrollo y sometidos no ya a leyes biológicas (como en el caso animal) sino regulado por leyes sociales.

Como instrumento metodológico, los RC poseen una importancia de primera línea científica: permiten medir la diferenciación de los O a través de sus R y proporcionan una base para penetrar en la psicología animal y en la de las etapas infantiles pre-verbales humana sin necesidad de apelar a la metafísica o a la proyección en ambas psicologías de nuestra representaciones propias de seres humanos adultos. En el nivel reflejo condicionado constituye el nivel psicológico de finalidad adaptativa.

Producción Experimental

Efectivizada mediante el condicionamiento  clásico Pavloviano la producción experimental se basa en la sustitución de una respuesta (RI) por otra (RC) en función del carácter de señal que adquiere una estimulación (EC). Es decir, lo que se persigue es adquirir una nueva R ante un E determinado el proceso de formación de reflejos condicionados consiste en el apareamiento de dos estímulos: el E inicialmente indiferente para el O que no provoca respuesta significativa alguna en éste, se aparea una o varias veces sucesivas con el estímulo incondicionado (El) que genera respuestas innatas (RI), de modo que este estímulo inicialmente indiferente termina por sustituir al EI y, convirtiéndose en señal es capaz de desencadenar ya en calidad de estímulo condicionado (EC) la respuesta al comienzo generada por el El, convirtiéndola en respuesta condicionada (RC) a la aparición de la señal. Para que esto ocurra el apareamiento debe ser simultáneo o bien el E indiferente (luego EC) debe anteceder ligeramente al EI.

Este proceso tiene cuatro fases: a) Desplazamiento; b) Sustitución; e) Sígnalización y d) Temporalidad. El desplazamiento ocurre cuando a nivel de condicionamiento que se produce en O, la R se traslada del El al EC; es decir culmina en una sustitución de E que cumple una función signalizadora ( la presencia del EC genera la expectación por un E orientado a promover la satisfacción de rula necesidad y, al mismo tiempo, prepara para la acción). El esclarecimiento de todo este proceso es temporal o lo que es lo mismo el montaje reflejo -condicionado demanda tiempo de adquisición.

Condiciones de la producción experimental

La formación reflejo-condicionada exige un conjunto de requisitos mínimos:

1. Aislamiento de O de la influencia de todo E que pudiera resultar perturbador.

2. Comprobación de que el EC a emplear es realmente indiferente para el O.

3. Precedencia en el tiempo del EC (señal ) sobre el El. (alimento)

4. Buen estado de Salud del O, excluyendo cualquier variable patológica perturbadora

5. Intervalo de 5-10 minutos entre cada experimento para favorecer la consolidación del condicionamiento.

6. Evitar que los experimentos sobrepasen el número adecuado (7-9 por día), pues la fatiga es un entorpecedor del condicionamiento.

Principios del establecimientos de reflejos condicionados

La estructuración reflejo condicionada se explica en fw1ción de la vigencia simultánea de

4 principios:

1. De la conexión: La coincidencia en el tiempo de la excitación de dos puntos corticales suscita un nexo entre ellos.

2. De la facilitación: La reiterada incidencia de los E sobre O facilita o hace más viable el nexo entre los puntos corticales excitados.

3. De la irradiación: Toda excitación tiende a propagarse con una velocidad que se halla en razón inversa con la distancia a que se encuentra el punto excitatorio focal la propagación no es difusa porque existen vías preferenciales conseguidas gracias a la facilitación, de modo que si tul impulso nervioso se difrn1de repetidamente por una misma vía cada vez lo hará con mayor facilidad por la menor resistencia encontrada.

4. De la signalización: Todo agente que actúa sobre un receptor adecuado, puede ser transformado en EC o señal por el organismo. Esto también es válido para la cesación de la actividad del agente. La conexión entre EC y la respuesta (EC) se efectúa a partir de acontecimientos o fenómenos causales pero permanentes.

Reflejos condicionados y órganos internos

El organismo no sólo elabora reflejos condicionados con eventos o fenómenos del mundo exterior con el objeto de adecuarse mejor a éste. Del mismo modo en que todo E es suceplible de ser transformado eu estímulo- setial (EC), cualquier parte del orgamismo en razón de su representación cortical es apta para establecer reflejos condicionados.

Como todas las partes del organismo están en conexión con el cerebro pueden ser excitados indirectmuente a través de éste. Al respecto es preciso tener en consideración las experiencias de condicionamiento visceral de Bykov y los trabajos de Metalnikov (que consiguió provocar reacciones de inmunidad mediante el establecimiento de reflejos condicionados). De ella se deduce con toda lógica que todas y cada una de las partes del organismo se comportan como analizadores.

Desaparición de los reflejos condicionados

Los reflejos condicionados desaparecen con la misma facilidad con que se forman, pero su cesación no es accidental o arbitraria, sino que posee significación biológica (en los animales) y social (en los seres humanos). Si la señal deja de ser indicadora de situaciones importantes para el organismo, cesa en sus funciones y se convierte en un fenómeno neutro. Tal desaparición constituye la base para la formación  de nuevos reflejos condicionados, permitiendo que el organismo encare nuevos aprendizajes de mayor significación e importancia.

Antes del condicionamiento clásico Pavloviano, existe otra modalidad de elaboración de respuestas condicionadas a estímulos determinados. Se trata del condicionamiento instrumental, que constituye una forma de establecimiento de respuestas en base a la selección de una de ellas dentro de un repertorio de respuestas ya existentes. En esto consiste su diferencia con el condicionamiento clásico: mientras en este se elabora una respuesta nueva a un estímulo específico, en el condicionamiento instrumental la RC no es nueva para el organismo, sino que es seleccionada y fortalecida con fines adaptativos.

El condicionamiento instrumental consiste en el desencadenamiento de una respuesta orientada a una meta y tiene como característica la diferencia entre la RC y IU. En esto consiste su segunda distinción con respecto al condicionamiento clásico: en esta RC desplaza y sustituye a la RI en base la a semejanza entre ambas (pero conservando la diferencia entre innatismo de la RI y el carácter de adquirida de la RC). En el condicionamiento instrumental ambas respuestas carecen de similitud.

El condicionamiento instrumental es de dos tipos: de ensayo y error operante o tipo R o tipo II.

5. 4 Nivel Reflejo-Condicionado II o II Sistema Signalizador o Lenguaje.

Sobre la base del sistema reflejo-incondicionado (nivel biológico de automatismos innatos) se erige el sistema reflejo-condicionado (nivel psicológico de respuestas adquiridas). La actividad conjugada de ambos sistemas (lo que implica una interacción cortico-subcortical) permite la supervivencia del individuo y de la especie. Ambos sistemas son comunes al animal y al ser humano.

En el animal, la realidad se signaliza casi exclusivamente por los E y las huellas de estos en los hemisferios cerebrales, es decir, por los E que llegan directamente a los receptores visuales, auditivos, olfativos, táctiles, etc. del organismo. Tal equipamiento constituye el I sistema sígnalizador que los seres humanos también poseen en calidad de sensaciones, percepciones, impresiones y representaciones del medio externo.

Pero en el proceso del desarrollo de la materia viviente, con la emergencia del ser humano, un nuevo y extraordinario aditamento se incorpora a los mecanismos de la actividad neural. En el ser humano, surge la palabra (lenguaje) o II sistema signalizador de la realidad específicamente humana que constituye señal de las primeras señales (señal de señales) que complejiza extraordinariamente la ANS  y que aporta un nuevo principio a la actividad de los hemisferios cerebrales.

Las sensaciones y representaciones constituyen las señales concretas o primeras señales de la realidad. El lenguaje, constituido ante todo por estímulos Kinestésicos que van al córtex partiendo de los órganos de la articulación de la palabra, configura un sistema de segundas señales que significan la abstracción de la realidad, permiten el establecimiento  de generalización y constituyen el elemento a partir del cual se (estructura el pensamiento. La palabra resulta de este modo un EC tan real como otros estímulos no verbales del I sistema signalizador y es capaz de provocar en determinadas situaciones alteraciones fisiológicas en el organismo.

El lenguaje surge históricamente en el proceso de la actividad laboral, premisa básica y simultáneamente consecuencia de la vida social. Al desarrollarse a impulso de ésta, el cerebro influye en el perfeccionamiento del trabajo y sirve de base para la emergencia del lenguaje que, a su vez da origen al pensamiento. Estos son productos del trabajo social, al mismo tiempo, su condición indispensable, puesto que en el proceso laboral es imprescindible el planteamiento de las acciones del establecimiento de una determinada concordancia entre los seres humanos en función de la comunicación verbal o escrita.

La palabra separa al ser humano del m1mdo animal e influye en su desarrollo individual y social. Si bien es cierto que, de algún modo, los estímulos verbales nos alejan de la realidad debido a su carácter abstracto y generalizado (lo cual debemos tener muy en cuenta para no deiom1ar nuestras relaciones con el mundo circundante), no es menos verdad que el lenguaje, asociado al trabajo social, es lo que realmente nos ha hecho humanos debido a que genera el pensamiento e influye en su desarrollo, incide en la vida social humana y en la organización de la producción social.

Relaciones entre el I y II sistemas signalizadores

Ambos sistemas constituyen elementos necesarios para la adaptación y el ajuste del ser  humano en sus condiciones concretas de existencia y para la transformación creadora de las mismas . Ambos sistemas cimentan su actividad en el principio de la signalización y se hallan intima e inseparablemente unidos: El I sistema refleja los fenómenos exteriores a través de la acción directa sobre el organismo de los estímulos concretos ( luz, sonido, olor, calor, sabor, etc.). El II sistema explicita los vínculos del organismo con el medio social a través de palabras que abstraen y generalizan las primeras señales de la realidad.

Mecanismos neurolisiológicos del II sistema.

La palabra es un EC que sustituye el EC del I sistema relacionados con ella. En tal calidad, excita al I sistema y provoca RC que inicialmente se hallaba ligado a un EI “La señal de señales ” desplaza y sustituye al EC del I sistema, adquiriendo así una significación determinada para el organismo. Ambos sistemas de signalización están estrechamente ligados y la actividad cortical sobre la que se estructura se apoya en la actividad subcortical. Así, La ANS humana está constituido por tres instancias interactuantes: una subcortical y dos corticales ( noético-rinencefálica y prefrontal); pero esa ANS tiene como comando supremo de integración y unidad al trabajo cortical prefrontal.

Ahora bien, la emisión del lenguaje articulado precisa del analizador kinestésico ( para el adecuado uso del órgano de la fonación ),del analizador visual y del auditivo (necesarios para la recepción y el aprendizaje oral y del escrito ), y de la estrecha interconexión entre esos analizadores, todo ello sobra la base de la vinculación del organismo con los fenómenos reales de los que la palabra es señal.

Indisolublemente unida a los EC del I sistema y a los El, la palabra empieza a jugar el rol de EC que se refuerza constantemente por la acción del medio ambiente social verbal. De allí su carácter de EC real, cuyo aspecto más importante en su contenido, su significación ya que el  II sistema sirve de soporte al pensamiento.

6. Mecanismos y Procesos Neuronales Básicos

En lo que concierne a los mecanismos neurales, el ser humano comprende con los mamíferos superiores al análisis y la síntesis: pero mientras en los animales esos mecanismos son simples y adecuados a necesidades biológicas, en el ser humano son de carácter superior, ajustados a necesidades sociales y sirven de soportes al análisis y la síntesis racionales, como operaciones del pensamiento lógico-abstracto. Los animales disponen incluso de un mecanismo de generalización neural de los estímulos, pero siempre en el marco de simplicidad y la sujeción a los requerimientos biológicos.

En cambio al ser humano amplia los marcos de los análisis y la síntesis superiores adicionando dos variantes de ellas: La abstracción ( corno forma superior de análisis) y la generalización ( como forma superior de síntesis), que posibilitan el despliegue de las operaciones lógicas del pensamiento. Algo similar ocurre con los procesos neurales: La excitación y inhibición son comunes al ser humano y a los animales, y ambos poseen características de fuerza, movilidad y equilibrio ( cuya interacción configura el tipo temperamental o tipo de sistema nervioso o tipo de ANS). No obstante la excitación y la inhibición superiores humanas poseen una riqueza y una plasticidad imposibles de hallar en el mundo animal.

1. El análisis .- Consiste en la selección de los estímulos ambientales u orgánicos para incorporarlos a la actividad del organismo en calidad de señales.

En otras palabras consiste en la descomposición de las variaciones que va experimentando el ambiente o el propio organismo con el objeto de conseguir una adaptación más adecuada. Esta función es realizada por los analizadores, con sus tres sectores: periféricos, conductor y central-cortical .

2. La síntesis.- Es la asociación de un estímulo previamente indiferente con eventos de importancia para el organismo consiste en relacionar las actividades del organismo, de su sistema coordinador, y las variaciones que se suscitan en el medio. Permite, a nivel cortical, la producción de una organización funcional que refleja la experiencia de un organismo determinado. Puede unir funcionalmente los estímulos específicos de los RC con una variada y rica gama de fenómenos, abarcando también los estímulos externos e internos (propios e interoceptivo ).

3. La abstracción y generalización: Como una forma ampliada de síntesis, consiste en la extensión de las características de un estímulo (previamente analizadas y sintetizadas) a un conjunto estimulatorio con peculiares, similares y/o afines.

Estos tres mecanismos son indispensables para lograr la regulación orgánica necesaria para la adecuación del organismo a su hábitat.

Procesos Neurales Básicos

1. La excitación.- Es la creación de lazos funcionales positivos o activantes a nivel neural. Se genera a partir de los estímulos es decir, en función de toda posibilidad de acción sobre el organismo por parte del medio exterior o por parte de los propios componentes orgánicos. Esa posibilidad de acción es capaz de suscitar un condicionamiento y conduce a la elaboración de RC.

2. La inhibición.- Es el frenamiento activo de la excitación. Es el proceso de desaparición de respuestas en forma transitoria (inhibición propiamente dicha) o permanente (extinción). Se genera a partir de procesos bioquímicos y biofísicos (bioeléctricos), o de la acción de estructuras y centros nerviosos (células intercalares de Renshaw en el córtex por ejemplo). Conduce al impedimento para la formación de RC.

Entre ambos procesos existe una estrecha relación. Ademas la excitación y la inhibición poseen características de fuerza, movilidad y equilibrio, que configura el tipo de sistema nervioso o tipo temperamental del individuo.

Los tipos de inhibición son los siguientes:

a) Inhibición incondicionada, congénita, indirecta o externa

Se produce por la acción de agentes externos al organismo que asumen el rol inhibitorio. Es de dos clases: externa propiamente dicha y supramaximal o ultraliminal o extralimite.

b) Inhibición condicionada, adquirida, directa o interna:

Es aquella que depende de las características y peculiaridades de reforzamiento pueden ser: condicionada propiamente dicha, retardadora, diferenciadora y extinguidora o adaptativa.

1. Definición de temperamento

Es la configuración de la actividad neural según la correlación entre las características de los procesos neurales basicos. Consiste en la combinación de las peculiaridades fundamentales y constantes de la excitación y de la inhibición privativas de un organismo determinando al cual confieren sello individualizado y diferenciador, proporcionándole en cierta medida capacidad de adecuación a las variadas condiciones ambientales e internas. Es un conjunto de peculiaridades biológicas, anatomo funcionales, que no son fijas e inmutables sino cambiantes en función de las influencias sociales, de los aprendizajes socioculturales y de la práctica social de cada individuo. El temperamento resulta ser así una fusión de caracteres biológicamente heredados y a las adquisiciones sociales de las personas.

El temperamento o tipo de sistema nervioso o tipo de ANS está determinado por la interconexión dialéctica de la tres características de la excitación y la inhibición consideradas como unidad dialéctica de opuestos complementarios.

a) fuerza o intensidad de cada proceso neural básico.

b) Movilidad de ambos procesos: y

c) Equilibrio entre ellos

La relación entre estas tres características permite establecer el tipo temperamental, factible de entrenamiento y altamente transformable (en términos de mejoramiento o deterioro) es decir, con gran plasticidad, posible de educación.

2. Características de los Procesos neurales básicos

2.1 Fuerza o intensidad.- Está dada por la relación existente entre los estímulos recibidos y la capacidad de trabajo de las células corticales y su resistencia para afrontar las estimulaciones. De la fuerza de excitación y de la inhibición depende la carga de estímulos que puede soportar el SN , particularmente el córtex. Si es escasa entonces siempre el organismo padece por la sobrecarga estimulatoria.

Como componentes de una misma unidad existe la:

a) fuerza excitadora o capacidad del SN para hacer frente a un intenso “training” de actividades y para soportar estímulos intensos; y la

b) Fuerza inhibitoria o capacidad de contención para la actividad, es decir, aptitud del SN para bloquear estimulaciones poderosas y detener las acciones del organismo.

De acuerdo a estas características de los procesos neurales básicos, existe organismos con SN:

a) Fuertes, que poseen una excitación y una inhibición fuertes o potentes que lo toman aptos para una actividad enérgica y prolongada; y

b) Débil, que poseen en una excitación y una inhibición precarias, manifestadas en escasa capacidad de resistencia ante las estimulaciones poderosas y poca disposición para un actividad dilatada y enérgica.

2.2 Movilidad.- Consiste en la rapidez con la que el SN puede pasar de la excitación a la inhibición, viceversa, sin ocasionar disturbios fisiológicos; es decir en su aptitud para transformarse velozmente y transitar sin problemas de uno a otro proceso.

Esta es una cualidad muy importante del SN caracterizada por la rapidez de la reacciones del organismo ante los cambios en las condiciones del medio interno y externo. Si la movilidad es deficiente, el organismo tendrá dificultades adaptativas y de ajuste en los casos en que mutan sus habituales condiciones de existencia.

De este modo, hay SN:

a) Rápidos, que realizan velozmente el pasaje de un proceso a otro; y

b) Lentos que realizan dificultosamente ese pasaje.

Así la movilidad rápida implica un pasaje fluido; la movilidad lenta, un pasaje difícil.

2.3 Equilibrio.- Consiste en la relación que se establece entre la excitación y la inhibición es decir, en la posibilidad de compensaciones mutuas que cesa cuando es más fuerte que el otro. Este equilibrio se manifiesta en el control emocional y en la regulación conductual, teniendo en cuenta que es un SN excitable predomina la excitación y en uno no excitable la inhibición.

Existe organismos con SN:

a) Equilibrados, que presentan equiparidad en la intensidad de los procesos de excitación e inhibición cuando el córtex está en actividad.

Los dos procesos se hallan en un estado de tensión equivalente y en óptimas condiciones para la actividad inhibitoria o excitatoria de las células corticales, poseyendo éstas en su conjunto lo que fisiológicamente se denomina tono cortical positivo o estado tensional capaz de asegurar precisión de respuesta y de conductas.

b) Desequilibrado, que presentan desigualdad en la intensidad de los procesos, con dominación de uno y otro en el estado de actividad cortical. Uno de los procesos es más débil y origina un desnivel en el estado tensional del córtex, fenómeno designado como tono cortical negativo. La dominancia inhibitoria condece al frenamiento de la actividad a expensas de la excitación; el predominio de ésta conduce al desorden conductual en detrimento de la inhibición. En ambos casos, hay repercusiones en la adaptación y el ajuste.

3. Tipología fundamental (Pavlov)

Los tipos fundamentales de temperamento son:

A) Fuerte. Puede ser a su vez:

Equilibrado-rápido: Sanguíneo ( extravertido estable).

Equilibrado-lento: Flemático (introvertido estable).

Desequilibrado: Colérico (extravertido inestable).

B) Débil melancólico (introvertido inestable).

Establecer esta tipología implica explicar las variables de su estructuración y proporcionar también explicación sobre el método combinatorio.

4. Leyes de la Actividad Nerviosa Superior

La teoría de la actividad nerviosa superior establece como punto de partida las; asociaciones funcionales cor1icales según niveles jerárquicos. Es decir, está referido a la neurodinámica cortical y constituye un trabajo a nivel fisiológico encaminado a poner de manifiesto los mecanismos y las leyes de la actividad cerebral.

Es preciso reiterar que la ANS no es el psiquismo, así como la psicología tampoco es la fisiología. La ANS es la fisiología cerebral que constituye la base imprescindible para la edificación del psiquismo. Sin el conocimiento de sus leyes, cualquier intento de trabajo en psicología está destinado a ser esteril, y, eventualmente a derivar hacia posiciones especulativas y anticientíficas en el  campo psicológico.

Las Leyes generales de la ANS son las siguientes:

1. Ley del cierre.- Cuando dos puntos se hallan simultáneamente en estado de excitación y esta simultaneidad se repite, bastará entonces la excitación de un solo punto para que se excite el otro. A toda estas vías se le denomina reflejo: aferente-conexiones troncoencefálicas- córtex -eferente-reaferente.

Esta ley se halla relación con el principio de la conexión en el establecimiento reflejo-condicionado.

2. Ley de la inhibición: Cuando un nexo adquirido deja de ser funcional se produce un proceso de frenamiento activo de la excitación encaminado a hacer desaparecer ese nexo. El equivalente psicológico de inhibición (término fisiológico) es extinción de respuesta

3. Ley de la irradiación y de la concentración.

Producida una excitación o una inhibición en un punto determinado del córtex, irradia su fuerza. Cuando alcanza su máximo de expansión, regresa a su punto inicial y allí se concentra.

Esta ley se halla en relación con el principio de la irradiación en la forma de los reflejos-condicionados.

4. Ley de la inducción reciproca.- La excitación y la inhibición son procesos móviles que constantemente se transforman el uno en el otro, siendo temporalmente hablando más lenta la inducción que la irradiación.

Desde el punto de vista del condicionamiento, en la inducción existen comprendidos varios procesos. Las hallazgos experimentales que la comprueban son la inhibición recíproca (por interferencia) y la inhibición reactiva (por saturación).

5. Ley del estereotipo dinámico.- El estereotipo dinámico es un orden específico y constante en la administración sucesiva de estímulos excitatorios o inhibitorios. A este estereotipo externo le corresponde uno interno: establecida la secuencia de puntos de excitación o de inhibición, bastará la activación o el frenamiento de uno de ellos para que se ponga en marcha toda la secuencia, con lo que se configura un patrón de respuesta aquí se observa la regularidad y constancia de las respuestas ante estímulos sucesivos.

Necesario es descartar, que cuando se altera el equilibrio nervioso en sus procesos, mecanismos y leyes, la persona enferma de una neurosis o de una psicosis si la desorganización neuronal psicológica y social es mayor.

Bibliografia

Salas, J. (2004). Neuropsicología. Perú

Agregue un comentario

Required fields are marked *.