Reaccion o Creacion

A cada instante el líder tiene dos alternativas: la creación o la reacción entre las circunstancias. Dos palabras con un significado tan diferente.

Un gerente trabajó muy duro con su equipo para ganar una licitación, pero su empresa quedó descalificada por falta de un documento. El gerente furioso, maltrato a su equipo y humillo a la persona que debió responsabilizarse. Al poco tiempo el gerente descubrió que no hubo error en su equipo, sin o más bien un problema en la licitación, se arrepintió y se avergonzó.
Ante un estímulo externo (perder la licitación) el gerente se dejo llevar por sus instintos y miedos. Entro en un ciclo negativo y destructivo para él mismo y para la organización. Reaccionó apresuradamente, creando un entorno de desconfianza y desmotivación.

En la reacción no existe control sobre lo que hacemos. Perdemos el poder; no somos responsables de nuestros actos y buscamos un culpable. En la creación en cambio, somos libres de responder ante un estímulo, tenemos poder sobre nuestros actos y  enfrentamos con creatividad y positivismo las circunstancias.

Son muchas las veces en nuestro diario vivir, que recurrimos al hábito de la reacción. Reaccionamos negativamente cuando las cosas no resultan como queremos, cuando nos dan una mala noticia, cuando no alcanzamos una meta. La conducta de reacción nos llena de pensamientos y emociones negativas que bloquean nuestra capacidad de análisis y raciocinio y afectan nuestra salud. Esto resulta peligroso porque hoy más que nunca, se requiere líderes positivos, despiertos y conscientes en la toma de decisiones y en la comunicación con su personal.
Tenga una conducta de creación, mediante los siguientes pasos:

Adopte la posición de observador

Al enfrentar un estimulo difícil, no lo tome personalmente. Observe externamente sus sentimientos y pensamientos. Trate de estar consciente de lo que le está ocurriendo. ¿Todo lo que percibe, es su interpretación de la realidad o la verdad absoluta?

Cuestione Supuestos

La realidad que percibimos pasa por nuestras creencias, prejuicios y supuestos, muchas veces equivocada y egoísta. Si una persona nos critica en público, antes de reaccionar negativamente suponiendo que nos quiere atacar, pensemos que esa persona podría tener un problema.

Tenga Ciclos mentales Positivos

Lo pensamientos positivos traen emociones positivas y generan un círculo vicioso que fomenta conductas de reacción. Tome conciencia de sus pensamientos en cada instante y manténgase en ciclos mentales positivos.

Cuando nos enfrentamos a circunstancias en el trabajo, tratemos de actuar con desapego. Las cosas no son buenas ni malas. Son nuestra percepción y voluntad, las que finalmente definen donde colocamos la acción o reacción de nuestro futuro.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.