Mantenga una comunicacion efectiva como supervisor

¿Me habla a mí?

Generalmente un supervisor pasa el 80 o 90 % de su tiempo comunicándose con sus trabajadores o supervisores.

Muchos supervisores creen que saben cómo comunicarse, pero que los demás no los entienden.

Esta actitud genera problemas, porque no les permiten vender ideas ni propiciar un clima laboral abierto.

a.    ¿Qué puede usted hacer como supervisor para que su gente lo entienda?

Sepa de qué está hablando

Si no entiende una idea, nunca podrá explicársela a los demás. No trate de adivinar o improvisar. Conozca bien los detalles y asegúrese de comunicarlos adecuadamente.

Conozca a su personal

Considere la edad, el sexo, el tipo de trabajo, los conocimientos técnicos, la educación, los intereses y aun los estados de ánimos, en determinado momento, del personal a su cargo.

Adapte las palabras y ejemplos a las personas a las cuales se está dirigiendo. Ellas quieren saber exactamente lo que tienen que hacer y cómo puede usted ayudarlas a realizar mejor su trabajo.

Sea específico.

No use palabras vagas, como por ejemplo: “varios, un par de”, etc. Si usted quiere decir: “treinta minutos”, dígalo. Si usted se refiere a un lugar, defínalo exactamente.

Diga lo que piensa.

Si quiere que se haga un trabajo a una hora determinada, expréselo claramente. No diga que debería hacerse lo más pronto posible. Probablemente ya le haya dado antes al trabajador otra tarea importante.

Tómese el tiempo de explicar

Aunque usted confié en que la otra persona sepa tanto sobre el tema como usted, asegúrese de explicarle lo que debe hacer.
No hable demasiado

Es posible que diga mucho, como también muy poco. Tal vez siga repitiendo algo hasta que nadie, ni aun usted mismo, este escuchando.
Establezca un ambiente cordial

Los individuos se comunican mejor cuando se encuentran cómodos unos con otros. No tiene que ser empalagoso. Sea más bien honesto, amistoso y este siempre dispuesto a ayudar.

Sea sincero.

La mayoría de la gente percibe la falta de sinceridad inmediatamente.

Cuide su lenguaje.

Muchas palabras tienen el mismo sonido, pero diferente significado, tenga cuidado con ellas.

No trate de impresionar

Las palabras rebuscadas confunden al que escucha. Para que decir: “retribución pecuniaria” cuando sueldo o salario son términos más simples y claros.

Observe sus gestos y tono de voz.

El supervisor que grita y mueve los brazos cuando surge un problema en la rutina laboral hace creer que se aproxima  una crisis y de esta manera aumenta la tensión. Adapte su expresión facial, su tono de voz y sus gestos según la importancia de lo que va a decir.

La comunicación es una carretera de dos vías.

Trate de mantener una comunicación fluida con los trabajadores a su cargo, de manera que ellos comprendan y cumplan correctamente sus indicaciones, pero al mismo tiempo encuentren en usted a una persona receptiva a sus requerimientos.

Evalué la respuesta

Si lo que dice no es captado adecuadamente por su personal o no surte el efecto deseado, cambie su forma y tono de expresión.

¿Está usted escuchando?

Cierto estudiante paso la tarde escuchando a un profesor bastante aburrido. Cuando le preguntaron que había dicho el profesor, contesto: “No sé, lo que dijo”.

Diferentes estudios han demostrado que una persona promedio, aun cuando trata de escuchar, asimila solamente la mitad de lo que escucha. El escuchar al trabajador individualmente es la fuente más importante de información mediante la cual un supervisor puede medir con precisión la personalidad de sus subordinados.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Required fields are marked *.


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>