La Responsabilidad Social y los consumidores

Los consumidores ya no son inocentes. En el tiempo de la revolución industrial a las empresas poco les importaba la opinión de sus compradores, estaban dirigidos hacia la producción y como lograr que sus productos se realicen en el menor tiempo y costo posible.

Ahora, una empresa que no esté dirigida hacia la satisfacción de los clientes tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir en el mercado. Poco a poco se preocuparon más por reflejar una imagen en la que se interesan por la comunidad donde realizan sus actividades.

A esta nueva tendencia la llamaron Responsabilidad Social, los consumidores quieren tener la seguridad de que los productos que compran fueron elaborados respetando las normas del cuidado del medio ambiente o que las empresas son socialmente responsables.

Además, los consumidores se han vuelto más exigentes quieren mejor el producto, el mejor precio y una empresa que cuenta con una buena imagen ante la sociedad.

Es momento de comenzar a mejorar la imagen que tienen nuestro negocio ante los ojos de los consumidores, por más pequeño que sea, las personas siempre van a preferir comprarle a alguien con mejor reputación.

La responsabilidad social no es sólo un tema que está de moda, tampoco es un tema que sólo involucre  a las grandes empresas. Que pasaría sí vemos al dueño de la tienda de nuestra casa que cada día bota la basura en la calle sin ningún reparo y que encima no es amable cuando tratas de decirle su error, seguramente no querrás volver a su tienda. Así que, es hora de comenzar a mejorar con acciones de colaboración hacia la sociedad.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.