La puntualidad y los negocios

La puntualidad es una parte vital dentro de la imagen del negocio, pero no solo hablando de la puntualidad para entregar pedidos o la puntualidad del equipo de ventas con un clientes sino también la puntualidad en nuestras propias citas como propietarios o jefes  de área, ya sea con una persona externa a la empresa o en alguna actividad interna de la misma.

La puntualidad es una cualidad y debería ser una virtud común, pero no solo para iniciar un evento cualquiera, sino también para terminarlo, revelando el nivel de organización y con ello la imagen del negocio. La puntualidad es algo sencillo de alcanzar y al hacerlo, se construye una imagen de responsabilidad y profesionalismo.

A continuación le damos algunos consejos para que desarrolle la virtud de la puntualidad:

– Programe sus tiempos adecuadamente.

– Contemple un margen de tiempo para imprevistos

– Cumpla con sus compromisos

– Calcule el tiempo que el tomara trasladarse d un lugar a otro.

– Si usted organiza un evento (con los clientes o con los empelados), inícielo a tiempo y termínelo a tiempo.

– Considere que el tiempo de los demás es igual de valioso que el suyo.

– No se sature de actividades, el tiempo no aumenta según el número de actividades.

– Si se retrasa pida una disculpa y no soliste que empiecen de nuevo,

– Si es necesario cancelar un compromiso, hágalo con prudente anticipación, nunca a ultimo minuto.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.