La publicidad y los rostros conocidos

publicidad

Ana Rumschisky acaba de realizar una investigación para determinar el retorno de la inversión al utilizar rostros conocidos en las campañas publicitarias.

Llego a esta conclusión después de mostrar dos anuncios: uno con un personaje conocido y el otro anuncio con un personaje anónimo, llegando a la conclusión que el público está dispuesto a pagar hasta un 20% más por el mismo producto cuando se trata de un personaje conocido.

Un rostro conocido ayuda a crear y mantener la atención, mejora la transmisión del mensaje, aporta claridad al mensaje y producto publicitado además de un ahorro de tiempo para los anunciantes a la hora de trasmitir dicho mensaje al consumidor.

Existen otras opiniones que cuando los consumidores usan productos vinculados a personajes famosos, éstos obtienen un valor añadido en términos de imaginación, aspiración y entretenimiento y esto podría ser suficiente para inclinar la balanza a favor de una marca ante sus competidores.

El famoso se convierte en un modelo, un referente, en la guía del consumidor, a quien aspira ser y parecerse.

Señalan además que un personaje anónimo puede reflejar ciertas características como género, edad status pero un personaje conocido además de las características mencionadas anteriormente puede reflejar su personalidad.

Enlace: Wharton

Agregue un comentario

Required fields are marked *.