La deteccion de riesgos de fatiga y cansancio

Un objetivo de la ergonomía es la prevención de accidentes por motivos de fatiga o cansancio del trabajador, es decir busca evitar la existencia de puestos que entrañen riesgos para los trabajadores.

Por ello dentro de los ambientes de trabajo se tiene que evaluar la carga física y la carga psíquica, esta última comprende la carga emocional y la carga mental. En base a dicha información prevenir la fatiga física, mental y psíquica.

La norma ISO 10-075 “Principios ergonómicos relacionados con la carga de trabajo mental” define el término fatiga como la alteración temporal de la eficiencia funcional de la persona. Esta alteración es función de la actividad previa (esfuerzo mental realizado: atención, concentración, memoria, etc)  y de su estado anímico temporal.

Además de la fatiga, esta norma contempla otros posibles efectos de la carga mental sobre la persona como la monotonía, definida como reducción de la activación que puede aparecer en tareas largas, uniformes y repetitivas, la hipovigilancia caracterizada por la reducción de la capacidad de detección y que se da en tareas de control y vigilancia, asimismo contempla la saturación mental, es decir el rechazo a una situación repetitiva en la que se tiene la sensación de no ir a ninguna parte.

a.    Carga física

Es determinar el grado de exigencia física que implica una determinada tarea productiva a través del estudio del trabajo mecánico que lleva a cabo un trabajador dentro de su puesto de trabajo. Considera evaluar aspectos tales como: fuerza de los movimientos, pesos en el levantamiento de material, tensión en el movimiento e palancas, esfuerzo para cargar y desplazar objetos, posturas como mantenerse erguido, agachado o inclinado, etc.

A partir del análisis y evaluación realizada y del resultado obtenido se pueden tomar decisiones acerca de la modificación o no de los factores que pudieran influir negativamente en la ejecución del trabajo para conseguir una tarea más adecuada al trabajador y resultados óptimos desde el punto de vista operativo. Una tendencia generalizada en la industria actual es eliminar situaciones que impliquen esfuerzos excesivos para los trabajadores, utilizando tecnología o sistemas más racionales de trabajo.

b.    Carga psíquica: La carga psíquica comprende la carga metal y la carga emocional.

Carga mental: Es determinar el nivel de información que se debe manejar, la complejidad de los procedimientos, la evaluación de acciones, la velocidad de las decisiones y respuestas, en todas estas actividades intervienen procesos cognitivos como la atención, la sensación, la percepción, la memorización, el análisis y juicio  de experto, el razonamiento lógico y el criterio común, la solución de problemas y la toma de decisiones.

Para ello es necesario considerar alimentación, patrón de descanso y ejercicio físico. La prevención de la fatiga mental debe realizarse mediante un diseño adecuado de puestos de trabajo y las tareas inherentes  a este, en relación con las exigencias mentales sobre la persona, en función de los recursos y la preparación que posea el trabajador para responder a dichas exigencias. La evaluación de los factores de carga mental significa el análisis de las características de la tarea  y de sus condiciones de realización.

Para la estimación de la fatiga mental suelen utilizarse indicadores fisiológicos (presión sanguínea, electroencefalograma, frecuencia cardiaca), de conducta (referidos a la tarea primaria, como por ejemplo tiempo de reacción, errores, olvidos, modificaciones del proceso operatorio, etc y a la tarea secundaria o a conductas asociadas a la fatiga) y psicológicos (memoria, atención, coordinación visomotora, etc). Para la prevención de la fatiga mental se tiene en cuenta los siguientes criterios:

  • Numero de sentidos utilizados al mismo tiempo, que determinan las vías de entrada de la información al cerebro.
  • Cantidad y calidad de esa información que el trabajador sea capaz de asumir en su puesto.
  • Ritmo de trabajo y factores de su organización (Contenido, participación, autonomía, etc.)

A partir de esto las principales recomendaciones para evitar la aparición de la fatiga en el puesto son la adecuada nutrición, el acondicionamiento del sistema para que los esfuerzos requeridos no superen los límites establecidos, mantener los factores ambientales dentro de los valores de confort, situar los elementos de mando y control dentro del campo eficaz de trabajo y procurar dotar a las tareas de un nivel de interés creciente.

Carga emocional: La carga emocional es el conjunto de exigencias que el sistema de trabajo impone al individuo, generando un aumento en su carga emocional y afectiva (emociones y sentimientos). En ello interviene aspectos tales como: estatus social, tipo de comunicación, grado de cooperación, nivel e estrés, adaptación, privación, frustración, etc los cuales pueden ser causados por la complejidad y velocidad de las tareas, la presión de los grupos y la operación de las maquinas.

Los trastornos que se pueden generar o condicionar esta el síndrome de Burnout, que es un colapso físico, emocional y cognitivo que obliga al trabajador a dejar el empleo, pedir un traslado o arrastrar una vida laboral presidida por la frustración y la insatisfacción. El trabajador se desentiende de su trabajo como respuesta al estrés y agotamiento que experimenta en el. Se manifiesta con agotamiento emocional, despersonalización y falta de realización personal.

También el mobbing que es un hostigamiento psicológico en el trabajo, en la que una persona  o un grupo de personas ejercen una violencia psicológica de forma sistemática (al menos una vez por semana) durante un tiempo prolongado (más de 6 meses) sobre otra persona en el lugar de trabajo. Otra forma es el acoso laboral o sexual que ejercen los jefes o compañeros de trabajo.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.