La Cultura de la excusa

Cuando la cultura de la excusa se asienta en las empresas, las personas se estancan y no pueden avanzar. ¿Cuántas veces nos quedamos esperando que los éxitos en nuestra vida se den de pura suerte o damos excusas para de alguna manera encubrir nuestra falta de responsabilidad y perseverancia?.

Frases como “no tengo tiempo”, “no tengo recursos”, “no me dejan trabajar”, “no me siento a gusto”, “es culpa de otro”, “el sistema no funciona”, entre otros; son excusas, distancias cortas entre la responsabilidad y la irresponsabilidad, que conducen a dejar de perseverar. Presuponemos que una circunstancia externa a nosotros es mucho más poderosa y domina nuestra voluntad.
Surge la interrogante; ¿si es tan negativo para nosotros por qué lo hacemos? Culpar a otros de los problemas de uno, aleja la sensación de inferioridad generada por el incumplimiento. Aparentemente las excusas tienen el costo escondido de mermar nuestra responsabilidad, encubriendo nuestra dejadez y generando un clima de desconfianza en la organización.

En el subconsciente de una persona adulta, se cree que equivocarse significaría un fenómeno terrible, del cual podríamos tener una especie de estigma, generar desconfianza y hasta falta de afecto (como sucede con los niños). Las excusas permiten engañarnos a nosotros mismos a creer que no somos nosotros los equivocados, pues de esa forma evitaríamos el dolor.

Las empresas también contribuyen a fomentar la cultura de la excusa, cuando penalizan los errores de su personal. Si maltratamos o despedimos a nuestro personal cuando este falló en emprender algo, damos un mensaje muy claro: “Mejor no emprenda y si lo hace tenga una excusa en caso no funcione”.

Tenemos que cambiar la valoración negativa de la palabra “error” que normalmente está asociada con “malo o destructivo”. Recuerde que un solo error es negativo, cuando no hemos aprendido nada de él. A lo largo de la historia hemos aprendido de los errores cometidos.
Las empresas que penalizan el error también penalizan el riesgo. En la actualidad, si las empresas no corren riesgos, tomarán automáticamente el riesgo de ser desplazadas por su competencia.  

2 comments » Write a comment

  1. Muy cierto la excusa es realmente la “salida” más fácil ante un problema de difícil solución , la excusa hizo al hombre flojo en todos los aspectos . Desde que se inventó la excusa el hombre se ha denigrado.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.