INTELIGENCIA EMOCIONAL

A) LA INTELIGENCIA

Según los científicos la inteligencia se concibe como una capacidad integradora de la mente que permite pensar de una manera abstracta, razonar, planificar, resolver problemas, comprender ideas complejas y aprender de la experiencia. El concepto “inteligencia” con frecuencia se refiere a la inteligencia cognitiva que se considera necesaria para enfrentarse a la complejidad y supervivencia dentro de un modo conceptualmente analítico y desafiante.

a) Evolución Histórica del Concepto de Inteligencia

Diversos autores han intentado darle seguimiento al concepto de inteligencia y su evolución en estos últimos cien años. Algunos han ido algo mas allá incorporando los modelos anteriores o simultáneos a la constitución de la psicología como ciencia. En los últimos congresos de especialistas en el tema de inteligencia se han venido presentando tanto las definiciones como las conclusiones a las que han llegado; de particular interés son las revisiones hechas por Sternberg (1986) (citado por José Villanueva, 2008). A continuación se muestran las conclusiones resumidas de los simposios 1921 y 1986.

Simposio de 1921

• La capacidad de dar la respuesta adecuada desde el punto de vista de la verdad y los hechos (E.L. Thorndike).
• La capacidad de pensar en forma abstracta (L.M. Terman).
• Capacidad sensorial, capacidad de reconocimiento, perceptivo, rapidez rango y flexibilidad de asociación, facilidad e imaginación, amplitud de atención, rapidez, rango o flexibilidad de asociación, facilidad e imaginación, amplitud de atención, rapidez o viveza al responder (F.N. Freeman ).
• Haber aprendido o capacidad para aprender a adaptarse al ambiente (S.S. Colvin).
• Capacidad para adaptarse adecuadamente a nuevas situaciones en la vida (R. Pintner).
• La capacidad para inhibir un ajuste instintivo, la capacidad para redefinirlo a la luz del ensayo y error experimentado imaginariamente, y la capacidad para convertir el ajuste instintivo, la capacidad para redefinirlo a la luz del ensayo y error experimentado imaginariamente, y la capacidad para convertir el ajuste instintivo modificado en un comportamiento abierto que favorezca al individuo como animal social (L.L. Thurstone).
• La capacidad para adquirir capacidad (H. Woodrow).

Simposio de 1986

• Cualidad del comportamiento adaptativo en la medida en que este represente formas eficaces de ajuste a las demandas de un medio en constante cambio. Lo que constituye el comportamiento adaptativo varía entre especies y con el contexto en el que vive cada organismo. (A. Anastasi).

• Conjunto de aptitudes implicadas en el logro de metas racionalmente elegidas, sean estas las que sean. Distingue dos tipos de inteligencia: La Primera son las Capacidades como velocidad y energía mental y la segunda son las disposiciones tales como ser autocrítico. (J.Baron).

• El producto final del desarrollo individual en el campo de la cognición psicológica, y que la distingue del funcionamiento motriz, afectivo motivacional y social. Esta inteligencia como producto final, es adaptativa para un grupo cultural determinado en la medida en que permite a sus miembros funcionar de forma eficaz en contexto ecológico dado (J. Berry).

• Es un concepto que reside en la mente de una sociedad entendida en un sentido amplio, y que la naturaleza de dicho concepto depende de esta. Se distinguen tres campos básicos a los que se aplica el concepto de inteligencia: El académico y técnico, el práctico y el social (J.Carroll).

• La inteligencia se define en términos de diferencia individuales en competencia mental en tareas cognitivas estadísticamente asociada a variables personales (E.Hunt).

Sobre las conclusiones alcanzadas al comparar los simposios de 1921 y 1986, (Organizado este ultimo por Sternberg y Detterman, desde la revista Intelligence) se puede decir que a pesar de las convergencias sobre algunos componentes de la inteligencia y sobre el avance conceptual alcanzado al contar con definiciones más elaboradas sobre lo que es o no la inteligencia, todavía existía un desacuerdo para aceptar una definición única.

El simposio de 1996 organizado por la APA (Asociación Americana de Psicología), y coordinado por Ulric Neisser, entre otros, logró algunos avances en comparación con los dos anteriores simposios, de especial interés resultan las conclusiones a las que llegó:

• Las diferencia genéticas contribuyen significativamente a las diferencias individuales en inteligencia.

• Los factores ambientales también contribuyeron significativamente a las diferencias individuales en inteligencia.

• Los factores ambientales contribuyen significativamente al desarrollo de la inteligencia, pero se desconoce con claridad cuáles son estos factores y cómo actúan.

• Las puntuaciones medias en los tests de inteligencia están aumentando con el paso de las décadas desde principios de siglo, pero nadie explica satisfactoriamente este hecho.

Los tests estandarizados que pudiesen predecir diferencias individuales, al comparar los dos últimos simposios (1986 – 1996) nos damos cuenta que hay al menos hay consenso sobre la naturaleza de la inteligencia como un atributo de adaptación al medio, como un pensamiento de orden superior y se cuestionó el concepto de inteligencia como entidad monolítica. Otro de los puntos destacables es que en la actualidad, el interés parece centrarse sobre la interrogante sobre lo que constituye un “funcionamiento cognoscitivo inteligente” y como este funcionamiento permite al ser inteligente interactuar adecuadamente en función de su entorno cultural.

Durante la primera guerra mundial, Alfred Binet, un psicólogo norteamericano, desarrolló una serie de pruebas conocidas como test de inteligencia, para calificar a una cantidad de personas emigrantes que se enrolarían en el ejército norteamericano y definir si podrían o no cumplir instrucciones militares simples. Posteriormente estas pruebas fueron revisadas y adaptadas por Lewis Terman, obteniéndose la prueba llamada Stanford – Binet (Terman provenía de la Universidad Americana de Stanford), que configuró el concepto de coeficiente intelectual, conocido como C.I., compuesto de cuatro tipos de razonamiento: verbal, cuantitativo, visual abstracto y memoria a corto plazo. (Liebert Spiegler, 1999)

En realidad, la importancia de la inteligencia radica en su potencial para manejar abstracciones y para aprender con rapidez de la experiencia (Flynn, 1987 en Barón 1996). Uno de los primeros investigadores de la inteligencia fue Spearman, quien en 1927 desarrolló el concepto de factor general, llamado factor G, en razón de que las personas, al desarrollar diversas pruebas, es decir tendía a mostrar un tipo de respuesta general o común (Barón, 1996).

Los componentes más importantes del pensamiento inteligente fueron propuestos por Sternberg en 1985- 86, en su teoría triádica de la inteligencia. Sternberg habló de tres componentes importantes: La primera es una inteligencia componencial mediante la cual se va procesando y almacenando información; la segunda Inteligencia experiencial, que logra formalizar nuevas ideas mediante el “insight” o darse cuenta personal; la tercera Inteligencia contextual, que señala el tipo de habilidades para adaptarse y lograr con éxito varias tareas diferentes. (Barón, 1996 citado por Cecilia Aliaga 1999).

Fue David Wechsler, quien construyó un conjunto o batería de pruebas basadas en el desempeño y ejecución de respuestas verbales, numéricas, espaciales, que lograban obtener puntuaciones separadas por cada área. Estas pruebas fueron creadas para niños y para adultos en versiones especialmente diseñadas, conocidas como escalas Weschler de inteligencia para adultos revisada (Wais- R) y para niños (Wisc).

A partir de allí, la inteligencia empezó a ser definida como la capacidad de responder de la mejor manera a las exigencias que se presenta el entorno. En el curso de las investigaciones sobre inteligencia, se diferenciaron algunas características propias de una inteligencia más típicamente racional y de otra inteligencia emocional.

Cabe resaltar que la variable inteligencia ha sido objeto de medición durante mucho tiempo y ha sido identificada como del cociente Intelectual (CI), utilizando la noción de cociente, enfatizándose al aspecto racional, Goleman amplia el concepto de inteligencia al definir su dimensión conocida como Cociente Emocional (C.E.).(Daniel Gil, 2000).

Goleman (1995) indica que ambas dimensiones de la inteligencia se complementan, sin embargo que muestran algunas diferencias.

b) Teorías Complementarias al Factor único de la Inteligencia

Entre las aportaciones significativas en el campo de la inteligencia se podría mencionar la perspectiva molecular expuesta por Galton en 1986 que explica la existencia de una habilidad mental general.

Pensaba que dado que la información que recibimos nos llega de los sentidos, postuló que la habilidad mental general dependía de la precisión, velocidad y exactitud con las que respondemos a estímulos externos. Su contribución principal se resume en dos ideas originales: En la Primera atribuía las habilidades y capacidades propias de las personas a la herencia (aunque era consciente de la importancia del ambiente, y en la segunda aportó un cambio y una mejora en la metodología al complementar las medias de dispersión (desviación típica, varianza, etc.).

Otras de la investigaciones que revolucionaron las teorías de la inteligencia fue expuesta por Charles Spearman (1924- 1923), a su esfuerzo se debe el invento del método de análisis factorial, y el campo teórico, destaca su teoría bifactorial de la inteligencia. Estudio la correlaciones entre los tests credos por Galton y Catell, las notas escolares y los resultados de diferentes pruebas aplicadas a una muestra de sujetos, encontró con su método de análisis que las varianzas de las puntuaciones se podía descomponer en dos partes: una general, común a todas las pruebas y estimaciones y otra especifica, propia de cada prueba. Esto llevó a Spearman a coincidir con la perspectiva de Galton de que hay un factor general de inteligencia y que se podía medir, utilizó el término “g” para referirse a este factor.

Con las aportaciones de Spearman, se abre paso a una concepción multifactorial de la inteligencia. Esta corriente rechaza la inteligencia como factor único. En su lugar postula la existencia de un conjunto de aptitudes que poseen más o menos el mismo grado de influencia, y que, por tanto, no están jerarquizadas. Los científicos de esta línea sugerían que a la mayoría de personas se les dan mejor unas habilidades que otras, en lugar de ser generalmente bueno en todo.
Howard Gardner, en sentido opuesto a autores como Spearman quienes veían a la inteligencia como unidad cognitiva unitaria, pluraliza el concepto tradicional atribuyendo el sentido de inteligencia a “toda habilidad intelectual usada en la resolución de problemas o de elaborar productos que son de importancia en un contexto cultural” (Garnerd, 1995). De esta forma se plantea la existencia de inteligencias múltiples siendo cada una hipotéticamente independiente de las otras, y cada una asociada, también hipotéticamente, con un sistema cerebral distinto.

Veinte años después de que concibiera esta definición en 1983, reelabora el concepto de inteligencias múltiples como “un potencial bio-psicologico para procesar información que puede ser activada para resolver problemas o crear productos que tengan valor en una cultura” (Gardner, 1999). De esta última definición se agrega el sentido de que este potencial se deba quizá a un componente neural que permanece latente hasta que un determinado contexto cultural lo activa dependiendo de los valores y oportunidades de esa cultura y las decisiones personales del individuo.

La postura de Gardner es una abierta crítica a la evaluación unidimensional de las capacidades intelectuales del ser humano bajo la única perspectiva del C.I. y considera el inconveniente de resolver todos los problemas bajo un solo enfoque como el lógico/ matemático sin considerar puntos de vista alternativos que apelen a capacidades intelectuales distintas. (Liebert Spiegler, 1999).

Para su investigación, Gardner no depende únicamente de procedimientos tradicionales psicométricos. De hecho su método de investigación preferido fue el de analizar la convergencia de datos provenientes de diferentes líneas de evidencia. Una de ellas, muy interesante, es la proporcionada por el terreno neurológico al analizar zonas dañadas aisladas del cerebro, de tal suerte que un tipo de inteligencia queda selectivamente dañada, dejando otra formas de inteligencia relativamente intactas. Esto le hizo pensar que determinado tipo de inteligencias estaban mediadas por distintas zonas cerebrales.

Derivado de sus investigaciones Garnerd propone un modelo de siete inteligencias:

Inteligencia lógico – matemática
Supone la capacidad de analizar los problemas lógicamente, ejecutar operaciones matemáticas e investigar asuntos de forma científica.

Inteligencia lingüística
Involucra la sensibilidad al lenguaje hablado y escrito, la habilidad de aprender idiomas y la capacidad de usar el lenguaje para cumplir ciertas metas.

Inteligencia musical
Consiste en tener habilidad para interpretar, componer y apreciar los patrones musicales.

Inteligencia cinético-corporal

Comprende el uso potencial del cuerpo o partes del cuerpo para resolver los problemas.

Inteligencia Espacial

Se refiere al potencial de reconocer y manipular los patrones de espacios amplios así como de áreas más específicas.

Inteligencia Interpersonal

Denota la capacidad de una persona de entender las motivaciones, intenciones y deseos de otras personas y consecuentemente trabajar efectivamente con otros.

Inteligencia Interpersonal

Indica la capacidad de entenderse a si mismo, tener un modelo efectivo de si mismo, incluyendo los propios deseos, miedos y capacidades y usar efectivamente para regular la vida propia.

B) EMOCIONES
Para hacer un análisis completo de la inteligencia emocional es imprescindible la comprensión de las emociones.
El termino emoción proviene de las palabras latinas “movere” (mover) y “ex” (hacia fuera). La palabra emoción, equivalente a sentimiento, significa sacar, mover, expresar algo que esta dentro de nosotros. (Cheshire y Salomón, 1996).

a) Naturaleza de la Emoción
La teoría Jamesiana, simplemente formulada, es que la emoción es una reacción fisiológica, esencialmente en su acompañamiento sensorial: Un sentimiento.

En consecuencia, muchas de las teorías mas modernas abarcan lo que algunos han llamado la perspectiva de “dos componentes” de la emoción, uno fisiológico, y el otro cognoscitivo (ósea que abarcan conceptos y creencias). (Cheshire y Salomón, 1996).

Al profundizar en el análisis del significado de las emociones. Bar-On en 1996 indicó que la investigación más reciente señala que las emociones involucran cambios en tres componentes: Fisiológicos, cognitivos subjetivos y conductas o señales externas. (citado por Helen Rodríguez, 2004)

En primer lugar junto a las emociones se producen alteraciones fisiológicas tales como la pulsión, la presión sanguínea y alteraciones de la respiración. En segundo lugar se producen alteraciones en los estados cognitivos subjetivos, es decir, lo que pensamos acerca de algo suele modificarse o alterarse bajo presión emocional. En tercer lugar existen algunas señales externas que acompañan a las reacciones emocionales internas tales como conductas expresivas de asombro, fruncimientos y exaltación.
Goleman (1995) definió siete sentimientos básicos: Cólera, tristeza, miedo, alegría, afecto, repulsión, y depresión.

Goleman afirma que, la emoción es un sentimiento que afecta el pensamiento (racional); los estados psicológicos y cognitivos (lo que sabemos y estamos acostumbrados a hacer); los estados biológicos (nos sonrojamos, respiramos mas rápido; nos late el corazón mas aprisa) y la voluntad de acción (muchas veces, bajo la acción de un fuerte sentimiento de temor, no nos atrevemos a dar un paso hacia adelante, que no nos ocurriría bajo otras condiciones).

Goleman (1995) describe algunos detalles fisiológicos acerca de cómo cada emoción prepara al organismo para una clase distinta de respuesta entre estos tenemos:

Con la ira, la sangre fluye a las manos y por ello es mas fácil tomar una arma, o agredir a un enemigo; el ritmo cardiaco se eleva y un aumento de hormonas genera un ritmo de energía lo suficientemente fuerte para realizar una acción vigorosa.

Con el miedo, la sangre va a los músculos esqueléticos grandes, como los de las piernas, y así resulta mas fácil huir y el rostro queda pálido (la sangre deja de circular).

Entre los principales cambios biológicos de la felicidad hay un aumento de la actividad en un centro nervioso que inhibe los sentimientos negativos y favorece un aumento de la energía disponible, y una disminución de aquellos que generan pensamientos inquietos. Pero no hay un cambio determinado de la fisiología salvo una tranquilidad, que hace que el cuerpo se recupere rápidamente del despertar biológico de las emociones desconcertantes, y ofrece al organismo buena disposición y entusiasmos para cualquier tarea que se presente.

El amor, los sentimientos de ternura y satisfacción sexual dan lugar al despertar parasimpático. La pauta parasimpático, también llamada “respuesta a la relajación “, es un conjunto de reacciones de todo el organismo, que genera un estado general de calma y satisfacción, facilitando la cooperación.

El levantar las cejas en expresión de sorpresa permite un mayor alcance visual y también que llegue mas luz a la retina. Esto ofrece mas información sobre el acontecimiento inesperado, para así distinguir con presición lo que esta ocurriendo e idear el mejor plan de acción.

La expresión facial de disgusto, el labio superior torcido a un costado mientras la nariz se frunce ligeramente, sugiere un intento primordial de bloquear las fosas nasales para evitar un olor nocivo o de escupir un alimento perjudicial.

Una función importante de la tristeza es ayudar a adaptarse a una perdida significativa (muerte de una persona cercana o una decepción grande). La tristeza produce una caída de energía y el entusiasmo por las actividades de la vida, sobre todo por las diversiones y los placeres y a, medida que se profundiza y se acerca a la depresión, hace más lento el metabolismo del organismo.

Estas tendencias biológicas a actuar están moldeadas por nuestra experiencia de vida y nuestra cultura” (Goleman 1995), es decir, la reacción ante distintas situaciones como por ejemplo: La presencia de un animal o la perdida de un animal o la perdida de un ser querido universalmente generan miedo y tristeza respectivamente, pero la diferencia esta, en la forma como son expresadas o reservadas esas emociones, así como también en la categorización de las personas, animales o cosas de las cuales recibimos el estimulo, en este caso, que personas son en nuestras vidas seres queridos, o que animales son para nosotros peligrosos.

b) Manifestación de las Emociones

Para Uzcategui (1998), (citado por Helena Rodríguez, 2004) existen cuatro vías, referidas por a través de la cual se puede manifestar las emociones entre estas tenemos:
Percepción subjetiva: Emoción es ante todo una percepción subjetiva, esta se identifica como un estado de agradabilidad, bienestar, incomodidad, tensión o malestar. Esta percepción influye para que el humano le de nombre a los diferentes tipos de emociones. Las emociones son fácilmente percibidas pero no identificadas, analizadas y conocidas.

Sensaciones corporales: componente básico en los estados emocionales, obedecen a ciertos cambios fisiológicos como la aceleración o disminución del ritmo del corazón. Las manifestaciones corporales de las emociones son las más evidentes para el individuo.
Conducta motora: A través del estudio de la expresión facial y la conducta corporal. La caricaturización con caras de los estados emocionales, es la forma más fácil y cotidiana de expresar las emociones. El comportamiento corporal puede ayudar a un individuo para empezar a conocer su mundo emocional, la observación de cómo se mueve, gesticula y responde ante los estímulos diarios, es un excelente indicador del estilo de personalidad y funcionamiento emocional.

Comunicación Verbal: Las expresiones corporales, faciales y motoras, están integradas y forman un todo, es decir, el mensaje corporal del individuo se percibe en conjunto. Una vez que se inicia el dialogo, nace la comunicación verbal, como el tercer elemento emocional. La Corporalidad y verbalización se convierten en los vehículos sociales de las emociones, reflejándose en la calidad de las relaciones humanas, la estabilidad familiar y laborar.

Las emociones una vez manifestadas, por cualquiera de estas cuatro vías, pueden ser beneficiosas y motivar el trabajo, la creatividad, la estabilidad familiar, el amor, o traer serias dificultades; esto depende del grado de activación que se de en el cerebro emocional. Este último es similar a un termómetro, en este caso un termómetro emocional.
c) Clasificación de las Emociones
Dentro del área de las emociones se encuentran diversos criterios acerca de sus clasificaciones. Según Uzcategui (1998), (citado por Helena Rodríguez, 2004) las emociones se clasifican de la siguiente manera:

Según el engranaje existente entre emociones- ideas – recuerdos: hace que muchas emociones se disfracen y tomen la calificación de lo que mas sobresale o priva, por ejemplo, añoranza involucra ideas y recuerdos, es un estado emocional que implica la participación del pensamiento (construcción de idea) y es necesario la activación de la memoria (ubicaron de recuerdos que activan la idea y las emociones).También existen los casos en que la acción conductual es tan sobresaliente que la emoción se reviste del acto: Agresión, es una conducta motora que tiene una alta participación emocional.

? Según la relación con el efecto social, cultural, ético o moral de sus resultados:

• Emociones positivas: Bondad
• Emociones negativas: Maltrato

Según el uso y ubicación cultural :

• Emociones individuales: Contemplación.
• Emociones sociales: Exaltación

? Según la sustentación en la universalidad y evidencias evolutivas, es decir, que han existido en todos los humanos, en todas las sociedades y en todas las épocas:

• Emociones Primarias: Nacen junto con el ser humano y son elementales para su supervivencia, se sustentan en la herencia funcional más vieja del ser humano. Tiene un vinculo con los instintos, esto hace difícil la distinción entre emoción e instinto en muchas reacciones emocionales, como por ejemplo, en la conducta de huida existe una parte instintiva, de alejarse del peligro, que lleva a la acción motora, y una parte emocional de miedo, que activa el esquema lógico que permite la planificación estratégica de fuga.

Estas emociones son las mejores del hombre ante cualquier urgencia y el mejor detalle de sensibilidad cuando acompañan a la inteligencia.

• Emociones elaboradas genéticas son aquellas funciones del sistema psíquico, que se han configurado en base a varias fuerzas (que van desde la genética que hace que el azar ponga en contacto dos cromosomas) y dan como resultado nuevos estados emocionales. Estas emociones no son necesariamente positivas, las emociones elaboradas negativas son delicadas y algunas tipifican problemas mentales.

• Emociones elaboradas autónomas: Otra de las fuerzas que ejercen influencia en el modelamiento de emociones elaboradas es la cultura, la educación y las actividades sociales. La otra forma es el efecto que produce, el pensamiento en el sistema emocional, esta fuerza es muy importante ya que puede influir en los resultados de los anteriores. Las emociones elaboradas autónomas al depender totalmente del individuo, tienen carácter de indispensables para la existencia social, a diferencia de las hereditarias que son una bondad genética, y son absorbidas por el intelecto del ser humano sin mayor conocimiento del proceso.

C) INTELIGENCIA EMOCIONAL

La definición de H. Garnerd coincide con los postulados del psicólogo y periodista Daniel Goleman en la publicación de su libro “Inteligencia Emocional”(Goleman 1995). La idea central de este autor era que el aumento de la complejidad tecnología en los trabajos de la sociedad actual ampliaría la distancia entre el grupo de personas inteligentes y los menos inteligentes, con lo cual los primeros llegarían por tanto, a tener un nivel socio-económico superior.
El concepto inteligencia emocional fue descrito originalmente por Peter Salovey, de la Universidad de New Hampshire. Posteriormente, Daniel Goleman (1995) hizo el intento de dar una definición diferente de lo que significa ser inteligente. Cuando se quiere predecir del éxito de una persona, la medida mas apropiada parece ser la inteligencia emocional, o las cualidades del carácter, y no sus calificaciones en las diferentes pruebas de inteligencia tradicionales.
Para Salovey y Mayer (1990), la Inteligencia Emocional es la capacidad para identificar y traducir correctamente los signos y eventos emocionales personales y de los otros, elaborándolos y produciendo procesos de dirección emocional, pensamiento y comportamiento de manera efectiva y adecuada a las metas personales y el ambiente”. Es decir la capacidad del individuo para acceder a sus emociones y crear una sintonización e integración entre sus experiencias. (citado por Rajeli Shemueli, 2005).
Bar-On (1997), por su parte describe la inteligencia emocional como Un conjunto de conocimientos y habilidades en lo emocional y social que influyen en nuestra capacidad general para afrontar efectivamente las demandas de nuestro medio. Dicha habilidad se basa en la capacidad del individuo de ser consciente, comprender, controlar y expresar sus emociones de manera efectiva. (citado por Rajeli Shemueli, 2005).
Goleman (1995), definió la inteligencia emocional como la capacidad para reconocer y manejar nuestros propios sentimientos, motivarnos y monitorear nuestras relaciones.

a) Estructura de la Inteligencia Emocional
Baron, R. (2000) desarrolló los quince componentes factoriales de la inteligencia emocional que son medidos por las subescalas, las mismas que se encuentran dentro de cinco escalas generales del inventario de Cociente Emocional (ICE) del mismo autor; aclarando además que esta inteligencia y las habilidades emocionales emocionales desarrolladas con el transcurso del tiempo, cambian durante la vida y pueden ser mejoradas mediante entrenamiento y técnicas terapéuticas.
Describiremos a continuación cada una de las escalas y subescalas factoriales:

Escalas:
• Escala CE Intrapersonal (CERA)
La escala CE Intrapersonal evaluó el yo interior. Las subescalas de CERA incluyen el Conocimiento Emocional en si mismo, seguridad, autoestima, Autorrealización e Independencia. Esta escala señala a las personas que están con sus sentimientos, se sienten bien acerca de si mismo y se sienten positivos en los que están desempeñando. Estas personas son capaces de expresar sus sentimientos, son independientes, fuertes y confían en la realización de sus ideas y creencias.

• Escala CE Interpersonal (CEER)
la escala CE Interpersonal muestra las habilidades y el desempeño interpersonal. Las subescalas de la escala CEER incluyen las relaciones interpersonales la Responsabilidad Social y la Empatia. Pertenecen a esta escala las personas responsables y confiables que cuentan con buenas habilidades sociales; es decir, que entienden, interactúan y se relacionan muy bien con los demás. Estas personas se desenvuelven bien en empleos que requieren la interacción con otras personas como las áreas de servios al cliente.
• Escala CE de Adaptabilidad (CEAD)
La escala compuesta de adaptabilidad abraca las subescalas de solución de problemas, prueba de la realidad y flexibilidad. Nos indica cuan exitosa es una persona para adecuarse a las exigencias del entorno, lidiando de manera efectiva con las situaciones problemáticas. Esta escala señala a personas que son por los general, flexibles, realistas, así como, competentes para llegar a soluciones adecuadas en las dificultades diarias. La adaptabilidad no solo es una cualidad valiosa para la vida diaria y el desempeño normal, sino también en el centro de trabajo.
• Escala CE del Manejo de la tensión (CEMT)
El Manejo de la Tensión incluye a las subescalas de Tolerancia a la Tensión y Control de los Impulsos. Los que pertenecen a esta escala son por lo general, calmados, rara vez impulsivos y trabajan muy bien bajo presión.
Estas personas pueden realizar labores que provocan estrés o ansiedad o que involucran cierto peligro. Las habilidades para el manejo de la tensión son vitales para aquellas personas que trabajan como policías, bomberos, equipo medico de emergencias, vigilantes y soldados.
• Escala CE del Estado de Animo General (CEAG)
Las subescalas de la escala del Animo General abarcan los factores de la Felicidad y el Optimismo. Esta escala mide la capacidad del individuo para disfrutar de la vida, así como la visión que tiene de la vida y el sentimiento de contento en general. Esta escala incluye a las personas alegres, positivas, esperanzadas y optimistas que saben como disfrutar de la vida. Estas personas ayudan a crear una atmósfera edificante y positiva en el centro de trabajo.

? Subescalas:
• Conocimiento Emocional de Si Mismo (CM)
El conocimiento emocional de si mismo es la capacidad que muestra el individuo de reconocer sus propios sentimientos y emociones, así como poder diferenciar entre ellos; conocer lo que se está sintiendo y porqué; así como, saber que ocasionó dichos sentimientos.
• Seguridad (SE)
La seguridad es la capacidad que tiene el individuo de expresar sus sentimientos, como el aceptar y expresarla ira y el aprecio; expresar creencias y pensamientos abiertamente, como manifestar el desacuerdo en las opiniones y asumir una posición definida; en la capacidad de defender sus propios derechos en una forma no destructiva como el no permitir que otros lo molesten o se aprovechen de el. Los individuos seguros no son personas sobrecontroladas o tímidas son capaces de manifestar abiertamente sus sentimientos sin llegar a ser agresivos o abusivos.

• Autoestima (AE)
La Autoestima es la capacidad que muestra el individuo de aceptarse y respetarse a si mismo como una persona básicamente buena. La autoaceptación es la capacidad de aceptar los aspectos percibidos como positivos o negativos de un individuo, así como también las propias limitaciones y potencialidades. Sentirse seguro de uno mismo depende del autorrespeto y la autoestima, que se basa en un sentido de identidad. Una persona con buena autoestima siente que esta realizada y satisfecha consigo misma, lo contrario es la inadecuación personal e inferioridad.

• Autorrealización (AR)
La autorrealización es la capacidad que tiene le individuo para desarrollar sus propias capacidades potenciales. Este componente se manifiesta al involucrarse en proyectos que lleven a una vida más plena y provechosa. El esforzarse por desarrollar el potencial de uno mismo implica desempeñar actividades agradables que significan el esfuerzo de toda un ávida con metas a largo plazo; la autorrealización esta relacionada también con intentar siempre dar los mejor de uno mismo y con la superación en general.
• Independencia (IN)
La independencia es la capacidad que tiene el individuo para guiarse y controlarse así mismo en su forma de pensar y actuar, libre de cual dependencia emocional. Las personas independientes confían en si mismos al momento de tomar decisiones muy importantes. Sin embargo, al final, podrían tener en cuenta las opiniones de los demás antes de tomar la decisión correcta por si mismo; el consultar con otras personas no es necesariamente una señal de dependencia. Ser independiente radica en el nivel de autoconfianza, fuerza interior y deseos de lograr las expectativas y cumplir las obligaciones.
• Relaciones interpersonales (RI)
la habilidad de las relaciones interpersonales implica la capacidad de establecer y mantener relaciones mutuamente satisfactorias que se caracterizan por la intimidad y el dar y recibir afecto. Mantener relaciones interpersonales y mostrar sensibilidad hacia otros, un deseo de establecer relaciones amicales y sentirse satisfecho con eso.
• Responsabilidad Social (RS)
La responsabilidad social es la capacidad de mostrarse a si mismo como una persona colaboradora y constructiva dentro de un grupo.
Implica actuar en forma responsable a un si esto significa no obtener algún beneficio personal. Las personas socialmente responsables muestran una conciencia social, una gran preocupación por los demás y son capaces de aceptar a otros. Las personas que muestran deficiencias en estas áreas manifiestan actitudes antisociales, actúan de forma abusiva con los demás y se aprovechan de ellos.
• Empatia
La empatia es la capacidad que muestra el individuo de ser consciente y apreciar los sentimientos de los demás. Es captar lo que otras personas sienten; como y porqué lo sienten, como y porque lo sienten, es entender emocionalmente a otras personas, es cuidar de los demás y mostrar interés y preocupación.
• Solución de Problemas (SP)
La aptitud para solucionar los problemas es la capacidad de identificar y definir los problemas, así como generar soluciones efectivas. Incluye la capacidad para determinar el problema y sentir la confianza para manejarlo; formular el problema y sentir la confianza para manejarlo, formular el problema en forma clara; generar tantas soluciones como sea posible y tomar una decisión para aplicar la solución. Es ser consciente, disciplinado y metódico para perseverar y enfrentar los problemas, en lugar de evitarlos.
• Prueba de la Realidad (PR)
Probar la realidad es la capacidad que muestra el individuo de evaluar la relación entre lo que experimenta y lo que realmente existe, lo que implica una búsqueda de evidencia real para confirmar, justificar y sustentar los sentimientos, percepciones y pensamientos. Es captar la situación inmediata, experimentando las cosas como en realidad son, sin fantasear o soñar con ellas, mostrando la lucidez y claridad necesarias.

• Flexibilidad (FL)
La flexibilidad es la capacidad que demuestra una persona para adecuar sus propias emociones, pensamientos y comportamiento a las distintas situaciones y condiciones cambiantes. Estas personas son capaces de adaptarse a las circunstancias impredecibles, dinámicas y no familiares; son ágiles y reaccionan al cambio sin mostrar rigidez, tienen una mente abierta y son tolerantes a las distintas ideas y orientaciones.

• Tolerancia a la Tensión (TT)
La tolerancia a la tensión es la capacidad que tiene el individuo de resistir a las circunstancias adversas y a las situaciones llenas de tensión sin desmoronarse, enfrentando activa y positivamente a la tensión. Esta capacidad permite sobrellevar las situaciones difíciles sin sentirse demasiado abrumado. Esta habilidad se basa en ser ingenioso para enfrentar la tensión, estar dispuesto hacia las experiencias nuevas y al poder controlar e influir en la situación causante de tensión. Además, se asocia a la capacidad para mantenerse relajado y sereno para enfrentar las dificultades sin ser manejado por las emociones fuertes.

• Control de los impulsos (CI)
El control de los impulsos es la capacidad que muestra el individuo para resistir o controlar un impulso, arranque o tentación para actuar. Este subcomponente es obtenido por aquellos individuos que son capaces de resistir o demorar sus impulsos y controlar sus arranques y tentaciones. Las personas con un buen control de los impulsos rara vez se impacientan, sobresaltan o pierden el control.

• Felicidad (FE)
La felicidad es la capacidad para sentirse satisfecho con nuestra vida, para disfrutar de si mismo de otros y para divertirse y expresar sentimientos positivos. Esta habilidad permite que la persona se sienta satisfecho con sus propias vidas, disfrutan verdaderamente de la compañía de los demás y tienen la capacidad de obtener placer. Generalmente tienen una disposición feliz y de agradable estar.

• Optimismo (OP)
Es la capacidad para percibir los aspectos brillantes de la vida y mantener una actitud positiva a pensar de la adversidad y los sentimientos negativos. Esta habilidad dispone a las personas a buscar el lado más provechoso de la vida y mantener una actitud optimista positiva, aun cuando afronten adversidades.

b) Dimensiones de la Inteligencia Emocional

Salovey (1997),(citado por Rajeli Shemueli, 2005) al igual que Goleman analizó a la inteligencia emocional en algunas de sus dimensiones más importantes: Autoconciencia, autocontrol, motivación, empatía, habilidades o competencias sociales y emociones.

? Define la autoconciencia como la propiedad de ser consciente y estar en contacto consigo mismo, hace referencia al sentimiento de la propia vida, conocer las emociones que le ocurren a una persona mientras le están ocurriendo. Goleman (1997) indica que la capacidad de controlar los sentimientos de un momento a otro es fundamental para la penetración psicológica y la comprensión de uno mismo. La incapacidad de advertir nuestros auténticos sentimientos nos deja a merced de los mismos “Este rasgo se conoce también como “darse cuenta” interno.

La dimensión de autocontrol, hace referencia al manejo de los sentimientos en condiciones especiales, tales como el control del miedo y la tranquilidad. Se dice que en una persona que tiene poder de autocontrol se recupera rápido de los sentimientos negativos como el rencor y el odio ye en consecuencia conserva más salud que aquel que se desborda innecesariamente.

Motivación significa ser aplicado y tenaz, permanecer en una tarea que se ha iniciado voluntariamente, no desanimarse y dejarse desalentar, “ordenar las emociones al servicio de un objetivo es esencial para prestar atención, para la automotivación y el dominio y la creatividad. El autodominio emocional – postergar la gratificación y contener la impulsividad sirve de base a toda clase de logros…”.Esta noción de motivación se contrapone al comportamiento dilatorio, característico de las personas que inician muchos proyectos, planifican con entusiasmo para pasar en poco tiempo a un estado de letargo que les impide continuar, para finalmente dejar las cosas inconclusas.

Empatía, es la habilidad para entender y ser sensible a lo que otras personas sienten, Goleman la define mas claramente como “sentir con otros, reconocer las emociones en los demás”, “tener oído emocional” para detectar las señales sociales que indican lo que otros necesitan o quieren.

Las habilidades o competencias sociales, están referidas a las posibilidades de orientación hacia las personas, entenderse con los demás, sentirse bien con otros, y especialmente manejar las emociones de los demás. Identifican la popularidad, la eficacia interpersonal y el carisma.

Hablar de las emociones, equivale decir sentimientos; estos permiten analizar con más detenimiento lo que ocurre con las personas en su trabajo, especialmente cuando están bajo presión cuando deben tomar decisiones en las que se involucran los sentimientos personales o los ajenos.

c) Aptitudes Personales de la Inteligencia Emocional

Estas aptitudes determinan el dominio de uno mismo y son:
Conocimiento de uno mismo
Saber que se siente en cada momento y utilizar esas preferencias para orientar nuestras decisiones; tener una idea realista de nuestras habilidades y una bien basada confianza en uno mismo. Se subdivide a su vez en:

• Conciencia Emocional: Es reconocer nuestras propias emociones y saber que efecto tienen sobre nuestro desempeño.

• Autoevaluación Precisa: Es reconocer nuestras propias fortalezas y debilidades, estar abierto a la crítica y aprender de las experiencias.

• Confianza de uno Mismo: Es la seguridad en la valoración que se hace de uno mismo y de las propias capacidades, es saber tomar decisiones.

? Autorregulación

Manejar las emociones de modo que faciliten la tarea entre manos, en vez de estorbarla; demorar la gratificación en pos de los objetivos y recobrarse bien de las tensiones emocionales. Se compone a su vez de:
• Autocontrol: Es manejar adecuadamente las emociones y los impulsos perjudiciales. Las personas con autocontrol se mantienen imperturbables aun en momentos difíciles, piensan con claridad y no pierden la concentración cuando son sometidas a presión.
• Confiabilidad: Es mantener la integridad y ser responsable del desempeño personal, inspirando confianza; defender sus principios, cumplir con las promesas, ser organizado y cuidadoso en el trabajo.
• Innovación y Adaptabilidad: Es estar abierto a ideas y enfoques novedoso; así como ser flexible para reaccionar ante los cambios.

Motivación

Es utilizar nuestras preferencias más profundas para orientarnos y avanzar hacia los objetivos, para tomar iniciativas y ser muy efectivos, así como para perseverar frente a los contratiempos y las frustraciones. Consta de:
• Afán de Triunfo: Es orientarse a hacia los resultados, con un grana afán de alcanzar los objetivos propuestos.
• Compromiso: Es estar acorde con los objetivos de un grupo o empresa, buscando ser útil en todo momento.
• Iniciativa y Optimismo: Es actuar con prontitud cuando se presenta la ocasión, persistiendo en las metas a pesar de los obstáculos.

d) Aptitudes Sociales de la Inteligencia Emocional

Estas aptitudes determinan el manejo de las relaciones sociales.
Empatia
Es percibir lo que sienten los demás, ser capaces de ver las cosas desde su perspectiva y cultividad la afinidad con una amplia diversidad de personas. Comprende las siguientes aptitudes:
• Comprender a los demás: Es percibir los sentimientos, comprender los puntos de vista de los compañeros de trabajo e interesarse en ellos.
• Orientación hacia el servicio: Es percibirlas necesidades de desarrollo de los demás, proporcionando críticas constructivas y aliento.
• Aprovechamiento de la diversidad: Es aprovechar las oportunidades que brinda conocer diferentes tipos de personas, respetándolas.

Habilidades Sociales
Manejar cien las emociones en una relación laboral e interpretar adecuadamente las situaciones y las redes sociales; interactuar sin dificultad; utilizar estas habilidades para persuadir y dirigir, negociar y resolver disputas, para la cooperación y el trabajo de equipo. Consta de:

• Influencia: Es la habilidad que tienen algunas personas para convencer a la gente en una forma positiva.
• Comunicación: Es saber escuchar, buscando el entendimiento mutuo enfrentando directamente los asuntos difíciles.
• Manejo de conflictos: Es manejar con cuidado situaciones tensas y personas difíciles, buscando encontrara la solución conveniente.
• Liderazgo y destreza para trabajar en equipo: Es orientar el desempeño de otros haciéndoles asumir su responsabilidad, así como impulsar a los compañeros hacia una participación activa y entusiasta.
• Colaboración y Cooperación: Es trabajar con otros para alcanzar objetivos compartidos, promoviendo un clima agradable y cooperativo.

e) Inteligencia Emocional en la Organización
La inteligencia emocional indiscutiblemente se ha convertido en un elemento importante a la hora de escoger a un trabajador en especial en el área directiva de una empresa. Esta decisión a instaurado que las organizaciones den apertura a que el trabajador pueda sentirse satisfecho al comprometerse con los fines de la empresa.
Los experiencia Goleman en su libro “Inteligencia Emocional en la practica”manifiesta que el éxito de un trabajador en su empresa depende mas que nada de un alto grado de Inteligencia Emocional y quienes posean este ingrediente se sentirán mas realizados, más felices, además de que su sistema inmunológico se fortalecerá y por consiguiente su estado de salud; en el trabajo disfrutaran del respeto de sus compañeros, subordinados y superiores.

Martin Seligman contribuyó en el concepto de inteligencia emocional con su análisis sobre individuos con tendencia positiva frente a situaciones de incertidumbre y obstáculos. Seligman encontró que cuando los individuos con tendencia a una actitud positiva no alcanzaban sus objetivos, lo atribuían a situaciones que si podían cambiar y no a alguna falla en su carácter que no podían cambiar. Esa convicción de poder influir sobre el medio ambiente es autorreforzante. (citado por Cecilia Aliaga, 1999).

Se entiende que el aprendizaje sobre cómo dirigir satisfactoriamente, a otros es decir cómo hacer que la gente se comprometa con los objetivos comunes y trabajen en forma eficaz y productiva, es un conocimiento muy sólido. Los hechos demuestran que es una materia muy dura y firme. Es difícil, posiblemente intolerable, en este contexto se crea la pregunta: ¿Cómo se puede generar trabajadores que ejerzan sus roles en la vida satisfactoriamente?.
La base de esta suposición radicaba en que los trabajos mejor pagados requieren un mayor cociente intelectual (CI) debido a la exigencia mental que requiere la sociedad tecnológica. Y sin entrar en detalles sobre los detractores, quizás resultan mas sugerentes los apoyos recibidos, entre ellos destaca el manifiesto publicado por Linda Gottfredson (1994) en el Wall Street Journal: “El punto de vista mayoritario de los científicos sobre la inteligencia”, quien con la firma de 52 cientificos. (Daniel Gil, 2000)

Inteligencia emocional no es lo opuesto a coeficiente de inteligencia (I.Q.). Algunas personas tienen altos coeficientes en ambos, otros, bajos. Sin embargo, los investigadores están de acuerdo en que, entre los ingredientes del éxito, el IQ contribuye aproximadamente en un 20%, mientras que el otro 80% es el resultado de un porcentaje pequeño de suerte e inteligencia emocional.

Una de sus bases, en la cual se fundamenta la gran mayoría de las habilidades emocionales, es la capacidad de estar consciente de lo que tanto uno mismo como los otros sienten. La habilidad de sentir sin ser dominado por las emociones, de reconocer el momento de la emoción, entenderla, y aceptarla, familiarizarnos con esa emoción, y de esa manera jugar “judo” con ella- “judo emocional”, utilizando su fuerza para que continúe su camino, y no nos tumbe ni nos agobie.(Goleman, 1995).

David Campbell, estudio ejecutivos que tuvieron episodios de desgaste y no pudieron ajustarse a la presión requerida y que, como resultado, tuvieron síntomas psicológicos y físicos considerables, tan intensos como para que algunos tuvieran que retirarse de sus exigencias responsabilidades. Campbell encontró que las dificultades experimentadas por los ejecutivos no eran en el campo de las “habilidades técnicas”, sino en las “habilidades interpersonales”. Entre ellas: malas relaciones interpersonales en el trabajo, comportamientos autocríticos, conflictos con la autoridad, intolerancia con las ideas diferentes de la propia. Una de las conclusiones importantes de los estudios fue que el I.Q. permite la entrada a la institución deseada, universidad o empresas; sin embargo, será la inteligencia emocional la que proporcionará la posibilidad de las promociones a posiciones de mayor responsabilidad en el manejo, complicado y difícil, de los recursos humanos. (citado por Cecilia Aliaga, 1999).

f) Beneficios de la Inteligencia Emocional en la Organización
Stelzer, D. (2000), (citado por Fany Aguirre, 2002) en su artículo “La inteligencia emocional en el mundo laboral” manifiesta que aumentar el capital emocional de la empresa significa conseguir lo siguiente:

• Una mejora en la comunicación.
• El trabajador se siente mas persona, más pleno y con mayor calidad de vida.
• Aumenta la motivación, la claridad de la misión.
• El trabajador se compromete más con los objetivos de la empresa.
• Se mejora el clima laboral y se optimiza el desempeño personal.
• Aumenta la satisfacción personal y la productividad
• Las relaciones personales mejoran y se incrementa la autoestima.
• Las personas se implican más en su trabajo, son más responsables y autónomas.
• Mejora el clima laboral
• Aumenta la eficacia y la eficiencia de las personas y de los equipos.
• Los procesos de cambio y de mejora continua se agilizan.
• Mejoran las relaciones con los clientes y una mayor actitud de servicio.
• Mejora la rentabilidad de la empresa.
• Disminuye el ausentismo y la rotación de personal, porque la gente siente que es tomada en cuenta.
• Hay una mayor adaptabilidad a los procesos de cambio, porque se sabe manejar el miedo y la incertidumbre.
• Se puede solucionar conflictos con mayor facilidad y hasta prevenirlos.

Las emociones bien direccionadas en la empresa es sin lugar a dudas una energía positiva que debe ser tomada en cuenta en el medio. A esta dirección inteligente de las emociones.

g) La Inteligencia Emocional, Directivos y Liderazgo

En el trabajo, quienes toman decisiones deben primero, analizar la mayor cantidad posible de información, luego contrastar esos datos con sus “supuestos” validos, sus creencias, ideas compartidas. Al tomar decisiones debe aprender a escuchar a su lado emocional, porque es a partir de esta influencia que comprende a cabalidad el problema, la oportunidad o la situación. Estas creencias y sentimientos a cerca de lo que ocurre le ayudan a comprender la dimensión real del suceso y por tanto a tomar la decisión optima.

La inteligencia emocional se puede cultivar y contribuir al desarrollo de la capacidad de liderazgo del individuo. En este proceso, hay que aprender a hacer las cosas diferentes hasta encontrar la satisfacción en aquellas actividades en las que antes no se encontraba. Esto lleva a cultivar dos aspectos básicos del liderazgo: Visión positiva y un equipo de trabajo comprometido con el logro. En la mejor control de su vida. De igual manera comprende a los otros y finalmente logra optimizar su inteligencia racional (F. Aguirre, 2002).

Dentro del mundo empresarial el desarrollo de habilidades relativas a la inteligencia emocional le da al individuo herramientas para mejor su desempeño. Es el manejo de la inteligencia de las emociones lo que eventualmente va a garantizar al directivo el éxito dentro de la organización, ya que es lo que le va a facilitar la creatividad, motivación y seguridad.

BIBLIOGRAFIA

  • Aliaga Herrera, Cecilia (1999) “Comportamiento organizacional” Perú.
  • Aguirre Núñez, Fany. (2002) “Inteligencia Emocional y Estrés Laboral”. Perú, Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa.
  • Bar-On R. (2000). ICE Inventario de Cociente Emocional, Test para la Medida de la Inteligencia
  • Bernal Torres, Cesar Augusto (2002) “Metodología de la Investigación”, Colombia, Prentice Hall.
  • Casares Arrangoiz, David (1994) “Liderazgo Capacidades para dirigir”, México, Trillas.
  • Cohan S. Pitert (1999) “Los Lideres en Tecnología” México, Prentice Hall.
  • Cheshire Calhoun y Salomón G. Roberto (1996) “¿Que es una Emoción? México, Mc GRAW-HILL.
  • Cáceres Dueñas, Alodia Adelina (2000) “Estudio de la inteligencia Emocional de lo Empleados de una Empresa Privada y una entidad Estatal Militar de la Ciudad de Arequipa” Perú. Universidad Nacional de San Agustín.
  • Cerdeña Gutiérrez, Ana Cecilia. (2004) “Habilidades de Liderazgo Organizacional en Responsables de Redes, Micro-Redes y Puestos de Salud de la D.R. de Salud Arequipa. Universidad Nacional de San Agustín.
  • Desler Gari y Varela Ricardo (2004) “Administración de Recursos Humanos Enfoque Latinoamericano” México, Trillas.
  • Flores Araujo, Guadalupe (2004) “Inteligencia Emocional y Motivación Laboral”, Peru. Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa.
  • Garnerd Howard (2003) “Estados de Ánimo: La Teoría de Múltiples Inteligencias”, Editorial Kindler  S.A.
  • Ginebra Joan (1994) “El liderazgo y la acción mitos y realidades” México Mc GRAM-HILL
  • Gil Adi Daniel (2000) “Inteligencia Emocional en la Practica. Manual para el éxito personal y organizacional. ”Venezuela Mc GRAW-HILL.
  • , D. (2001). “Estilos de Liderazgo” Harvard Business Review.
  • Muchinsk y M.Paul (2002)”Psicología aplicada al trabajo” México, Trillas.
  • Neves de Almeda Fernando (1999)”Psicología para gerentes” México Mc GRAM-HILL.
  • Portugal Catacora Lucio (2000) “Psicología Social” Editorial UNSA.
  • Rajeli Gabel Shemueli (2005) “Inteligencia Emocional Perspectivas y Aplicaciones ocupacionales” Perú, Universidad Esan, Lima.
  • Rodríguez Caztaño Helena (2004) “Inteligencia Emocional y Social” Editorial Trillas España .
  • Stelzer D. (2000) “La Inteligencia Emocional en el Mundo Laboral” Editorial Trillas España.
  • Schein H. Edgar (1982) “Psicología de la organización” México. Prentice-Hall
  • Stephen P. Robbins (2004) “Comportamiento Organizacional”. México, Prentice Hall.
  • Sánchez y Reyes C. (1996). “Metodología y diseños en la investigación Cientifica. 2da .ed.., Lima, Grafica Los Jazmines.
  • Reeve Johnmarshall (1994)”Motivación y Emoción” España Madrid Mc GRAM-HIL
  • Hernández Sampieri Roberto y Fernández Carlos y otros (2006) “Metodología de la Investigación” México. Mc GRAW-HILL
  • Espino Navarro Alejandro (2008) “Dirección por principios” Barcelona, Urano S.A.
  • Vizcarra Perea, Chistian. (2002) “Relación entre Asertividad y Liderazgo en Estudiantes Universitarios” Perú. Universidad Nacional de San Agustín.
  • Villanueva Ruesta Josué (2008)” La Inteligencia Emocional el la Administración” Editorial Mc GRAW- HILL España.
  • Valles Tortosa (2007) “Desarrollando la Inteligencia Emocional” Editorial Mc Graw-Hill interamericana de España S.A. Madrid.
  • Villanueva Sierra Juan José (2008) “La Inteligencia Emocional, la autoeficacia para el liderazgo y su vinculación a procesos afectivos grupales, cognitivos y de desempeño” Universidad de Salamanca.
  • Weisinger H. (1998) “Inteligencia Emocional en el trabajo”, Buenos Aires, Javier Vergara Editor.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.