Consejos para mejorar el clima laboral (supervisor-empleados)

La convivencia diaria en cualquier organización origina un clima laboral que no siempre es el más positivo debido a las dificultades que origina el trabajo de la propia empresa como por ejemplo la presión para entregar determinada trabajo en un lapso corto de tiempo.

Es por ello que se debe tomar en cuenta las relaciones que se forman entre los trabajadores y los superiores, por lo que detallamos una serie de consejos que pueden no solo ayudar a evitar problemas sino a mejorar el correcto funcionamiento de la empresa:

1.    Sobre las sugerencias

¿Alguna vez le pidió a un trabajador sugerencias para solucionar algún problema? Aunque piense que no necesite las ideas de otras personas, vale la pena pedirlas de vez en cuando.

Interrogantes:

Cuando se encuentre ante un problema, ¿Acostumbra pedir ideas a los demás?
¿Considera siempre las ideas de los trabajadores, aun cuando no sean prácticas?
¿Fomenta las sugerencias, particularmente las buenas, de su equipo de trabajadores?
¡Pida sugerencias! ¡Haga que su gente piense como usted!

2.    Sobre la iniciativa

A todos les gusta tener personal a su cargo con iniciativa propia, trabajadores que hagan lo que tienen que hacer sin esperar que se le pidan. De esta forma facilitan la labor del supervisor, lo que redunda en la obtención de mejores resultados.

Interrogantes

¿Da crédito a los trabajadores que plantean ideas buenas?
¿Acepta siempre comentarios y sugerencias?
¿Se esfuerza por elogiar a quienes tratan de hacer algo por iniciativa propia?
Si desea la iniciativa, demuestre que sabe apreciarla.

3.    Sobre la crítica constructiva

Algunas veces, los supervisores tienen que criticar a las personas que trabajan con ellos. A fin de cuentas, ellos son responsables de cerciorarse de que los trabajadores se realicen correctamente.

Interrogantes:

¿Suele elogiar a las personas tanto como las critica?
Cuando tiene que criticar ¿Discute siempre cada vez que impulsa a sus trabajadores a mejorar su desempeño?
¿Es demasiado crítico y suele encontrar fallas en cuestiones que en realidad no tienen importancia?

4.    Sobre las instrucciones

Los errores siempre cuestan dinero, perjudican la calidad del producto o servicio y alejan a los clientes. La labor del supervisor se dirige en gran parte a evitar los errores.

Interrogantes:

¿Cree que sus instrucciones siempre son claras?
¿Está seguro de que sus trabajadores las entienden?
Nunca suponga que los trabajadores entienden bien sus instrucciones. Compruebe que es así realmente.

5.    De las ideas nuevas

Todas las empresas necesitan nuevas ideas para mejorar sus operaciones, reducir sus gastos y mantenerse competitiva. Las innovaciones suelen ser bien acogidas, pero no siempre es así.

Interrogantes:

¿Suele tomar en consideración los sentimientos de los demás antes de implantar una idea nueva?
Cuando una idea es rechazada, ¿Se mantiene optimista e intenta de nuevo?
Cuando presente ideas nuevas sea diplomático.

6.    Sobre el estado de animo

Piense en una situación ideal en la que marcha bien, los trabajadores están alegres y dispuestos a colaborar, todo se encuentra perfectamente y no hay problemas con nadie.

Interrogantes:

¿Está consciente del efecto que su estado de ánimo puede causar en el desarrollo del trabajo?
Cuando esta malhumorado, ¿Puede aceptarlo ante los demás?
Su estado de ánimo afecta la tranquilidad y las acciones de los demás.

7.    Sobre el ejemplo

Generalmente, los trabajadores admiran a su jefe y siguen su ejemplo. La gente suele cumplir sus tareas como  las hace el supervisor. Gústele o no, los supervisores siempre son el centro de la atención.

Interrogantes:

Qué tipo de ejemplos da usted respecto a:
¿Su entusiasmo?
¿Su empeño personal?
¿La puntualidad?
¿Seguir la política de la empresa?
¡De un buen ejemplo!¡Contagie lo mejor de usted a los demás!

8.    Sobre los problemas personales

Uno siempre debe hablar con alguien acerca de sus problemas, incluso los trabajadores. ¿Alguna vez le pidieron que les diera consejos? Tenga en cuenta que la manera como usted reacciona es muy importante y puede influir mucho  sobre lo que sienten los demás.

Interrogantes:

¿Cree usted que sus trabajadores sienten confianza al hablar acerca de sus problemas?
¿Los escucha sin reaccionar de mala manera ni apresurar a la persona?
¿Los ayuda a encontrar las soluciones?
Escuche a sus trabajadores cuando quieran hablarle de sus problemas personales y no les de consejos ligeramente.

9.    Sobre la toma de decisiones

Una de las maneras medidas para juzgar el desempeño de un supervisor es su capacidad de adoptar decisiones. Los supervisores que salen adelante suelen tomar la correcta.

Interrogantes:

¿Con que frecuencia adopta una decisión acertada?
¿Con que frecuencia toma una decisión equivocada?
¿Toma a veces decisiones precipitadas y luego se arrepiente?
Las decisiones tomadas precipitadamente no son tan buenas como las que se consideran con detenimiento.

10.    Sobre la comunicación

Todas las compañías usan informes computarizados para ayudar a los supervisores. No obstante, los supervisores con experiencia también escuchan la información verbal de sus trabajadores, pues es una buena forma de saber lo que está ocurriendo realmente.

Interrogantes:

¿Alguna vez ha perdido los estribos porque sus trabajadores acudieron a usted debido a problemas sin importancia?
¿Lo han buscado alguna vez por problemas importantes?
Los buenos supervisores aprovechan los ojos y oídos de los trabajadores.

11.    Sobre la delegación de autoridades

Cuando su jefe le encomiende alguna labor, es de esperar que los trabajadores a su cargo respeten esta decisión. Pero ¿Cómo se sentiría si alguien que trabaja con usted fuera a consultar un problema con su jefe, sin antes haber hablado con usted al respecto? ¿Furioso o seguro que si mismo?

Interrogantes

¿Pasa usted a veces por encima de los trabajadores a los que asigno alguna responsabilidad?
¿Trata de animar a los trabajadores a los que asigno alguna tarea a realizarla sin que usted interfiera?
El trabajador encargado de una labor necesita el apoyo del jefe. ¡Apóyelo si usted es su jefe!

12.    Sobre la cooperación

Algunas personas al volverse supervisores, sienten un gran alivio y lo toman con calma. Piensan que trabajaron duro para ganarse su nuevo puesto y que ahora merecen relajarse.

Interrogantes:

¿Les dice siempre a los trabajadores que están a su cargo cuando aprecia su cooperación?
¿Se le olvida a veces pedir a su personal que realice determinado trabajo y simplemente lo ordena?
¿Se esfuerza siempre por explicar a su personal por que es necesario hacer un trabajo?
Nadie obtiene cooperación exigiéndola.

13.    Sobre el interés personal

Naturalmente, los supervisores se preocupan por los trabajadores a su cargo, pero algunos no los toman en cuenta como personas que tienen sus propios problemas e intereses. En muchos casos olvidan sus nombres, lo cual es un error porque eso afecta el trato interpersonal.

Interrogantes:

¿Cómo se siente usted cuando a alguien con quien trabaja se le olvida su nombre?
¿Se esfuerza usted por hablar con sus trabajadores sobre los asuntos que les interesan a ellos?
¿Escucha con interés cuando sus empleados le cuentan sus problemas familiares?
Muestre confianza en sus trabajadores y en sus habilidades. Los buenos supervisores se preocupan por las personas que están a su cargo.

14.    Sobre el  buen humor

Todo supervisor necesita tener buen sentido del humor, pues es una actitud que hace la vida más fácil a todos.

Interrogantes:

Cuando las cosas van mal:
¿Trata siempre de ver el lado bueno?
¿Trata de afrontarlas con un poco de buen humor?
¿Toma los problemas demasiado en serio?
El buen sentido del humor puede hacer que cualquier carga parezca más ligera.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Required fields are marked *.


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>