Calcule el valor de su trabajo

Todo emprendedor al momento de decidir abrir un negocio tiene un sueño; el alcanzar su independencia financiera. Y si se es dueño de una empresa, para tener finanzas sanas en su negocio es fundamental que se fije un sueldo, calculando el verdadero valor de su trabajo.

La prioridad fundamental será saber cuáles son los gastos personales y a cuánto ascienden, la situación financiera actual y los ingresos que se necesitarán a corto, mediano y largo plazo, para posteriormente identificar las áreas de oportunidad para el ahorro. A partir de estas cantidades, se determinará cuánto se debe ganar.

Es importante realizar una lista integral detallada de sus gastos anuales, así tendrá una idea más clara de cómo y en qué se gasta. Así mismo, una vez realizado el cálculo de los gastos mensuales, se contará con una base para determinar a cuánto debe ascender su sueldo.

Sea cauteloso y realista, evite asignarse un pago sobrevalorado que su empresa difícilmente pueda solventar y llevar los ingresos del negocio íntegros a su propia cuenta.
Otro factor importante es la inversión de tiempo, la preparación académica y la experiencia laboral, valore sus conocimientos y sus destrezas,  sin dejar de lado el ingreso que esté sacrificando para emprender, como un punto de referencia útil para determinar su sueldo.
Por ello algunos emprendedores agregan a su primer sueldo entre un 3 y un 5% para compensar las responsabilidades extra y el riesgo. O bien, hay quienes quedan satisfechos con la idea de que el éxito a largo plazo de su empresa compensará los contratiempos.

Iniciar un negocio requiere de paciencia y sacrificios. Empezar con el salario mínimo es indispensable y al pasar la prueba del periodo de arranque, considere un posible aumento con base en el crecimiento del mercado, al que podrá sumarle una cantidad a cuenta de nuevos clientes y cierre de tratos como comisiones que significarán una recompensa por el esfuerzo. Esto lo motivará a trabajar más para ganar un ingreso extra contribuyendo al desarrollo de su empresa.

En el momento en que su empresa empiece a reportar ganancias, habrá llegado la hora de reevaluar su sueldo. Ese incremento salarial deberá ser equivalente en porcentaje a la tasa de crecimiento anual del negocio.

Durante la primera etapa de su negocio, revise su compensación cada seis meses conforme evolucione. De este monitoreo dependerán los ajustes a su sueldo, los mismos que deben ir a favor tanto de la organización, como de sus finanzas personales.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.