Aspectos indispensables de un programa de orientación

– La orientación de los nuevos empleados debe incluir una visión general de la función de cada departamento. Esto incluye información detallada sobre las actividades desarrolladas por su departamento y la forma en se relaciona con las otras aéreas de la empresa.

– Un programa de orientación a los nuevos empleado debe anticipar las dudas y preocupaciones. Para ello es útil proporcionar un glosario de siglas de la empresa y respuestas a las preguntas frecuentes. También es de utilidad asignar asesores a un número de departamentos para ayudar con las preguntas y el proceso de orientación de los nuevos empleados, de preferencia durante el primer mes.

– En el primer día de trabajo, el empleado nuevo debe reunirse con su supervisor. La reunión debe incluir un plan de formación específica. Tanto el supervisor y el empleado deben compartir sus expectativas para el trabajo, incluido los temores o reservas que cada uno puede tener.

– Los supervisores deben evitar el error de permitir que el nuevo empleado permanezca cruzado de  brazos. Es fundamental la ayuda del departamento de Recursos Humanos para proporcionar una información completa.

– Un buen programa de formación debe ser evaluado. Por eso al final de la orientación es necesario ofrecer a los empleados una breve encuesta. No todo debe quedar allí, pues se debe hacer un seguimiento durante los siguientes sobre el desempeño de funciones.

– La integración exitosa sólo ocurrirá si el nuevo empleado siente que ha realizado una sabia decisión al unirse a la organización.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.