Analisis de riesgos y peligros

El riesgo en términos generales es una amenaza latente, es la posibilidad y probabilidad de que por algún motivo ocurra un evento, hecho o situación con consecuencias perjudiciales, para las personas, la empresa y la sociedad. En términos más específicos, el riesgo es todo evento, hecho, exposición o situación que puede ocurrir en la empresa y causar daño a los trabajadores, los materiales, las maquinas, las instalaciones o al medio ambiente donde opere la empresa. Entre los daños o perjuicios que puede causar están las vidas humanas, los materiales de trabajo, las maquinarias, las herramientas, el dinero, las instalaciones y el equilibrio en el ecosistema donde ocurre.

El riesgo está relacionado con el peligro, el peligro es una amenaza potencial de un objeto o hecho que de ocurrir puede producir efectos adversos o dañinos sobre las personas, la empresa o la sociedad. El peligro es una fuente, situación o acto con potencial de daño en términos de enfermedad o lesión a las personas, o una combinación de estos, asi como daños y pérdidas en materiales, maquinarias o instalaciones.

En el trabajo y en la organización es necesario conocer los riesgos existentes para determinar los peligros y decidir cómo actuar a fin de minimizarlos, prevenir o controlarlos. Por ello es importante hacer el análisis y la evaluación de los riesgos existentes, definir e implantar las medidas de seguridad, establecer los controles pertinentes y ejecutar el monitoreo de las actividades, con el fin de neutralizar, reducir o minimizar los riesgos, y sobre todo prevenir y evitar los accidentes.

Los riesgos de seguridad industrial son aquellos que se presentan en la empresa ya sea por contacto o manipulación de maquinas o herramientas, o por exposición a materiales o al ambiente interno de la planta, también los que se dan en los procesos y procedimientos de trabajo. Existen riesgos físicos, químicos y biológicos. Los riesgos pueden clasificarse del siguiente modo:
Por su probabilidad de ocurrencia pueden ser bajos, intermedios o altos.

  • Por su tolerancia pueden ser tolerables o no tolerables.
  • Por su intensidad pueden ser inocuos, perjudiciales o fatales.

Riesgo físico: Es el riesgo ocasionado por la presencia de agentes físicos. Los agentes físicos pueden ser: ruido, temperatura, presiones extremas, radiaciones, rayos laser, microondas, movimientos de maquinas o herramientas, traslado, carga o manipulación de materiales. Dentro de los riesgos físicos se considera a los riesgos mecánicos (contacto con elementos o sustancias calientes), riesgos eléctricos (por manipulación de llaves, contactos o cables) y riesgos ergonómicos (posturas sobreesfuerzos, movimientos, etc).

Es necesario que el personal responsable se familiarice con estos agentes físicos y comprenda sus efectos nocivos potenciales, con el fin de usar los equipos de protección, respetar las señales y los procedimientos. Los efectos nocivos de los agentes físicos se pueden sentir inmediatamente o después de largos periodos de tiempo.

Riesgo químico: Es el riesgo que se presenta por el uso de sustancias químicas que tienen el potencial de crear problemas graves en la salud por una manipulación incorrecta, por la inhalación, por contacto, por exposición o uso inadecuado. Estos casos también pueden darse por derrames, emanaciones y fugas.

Las sustancias químicas pueden ser: polvos, fibras, humos, residuos metálicos, humos, neblinas, combustibles, aerosoles, gases, vapores, venenos, insecticidas, etc.

Es importante que el personal conozca los efectos dañinos de estas sustancias y este entrenado en su correcta manipulación y almacenamiento, así como las acciones que deben adoptar en caso ocurra un accidente.

Riesgo biológico: es la exposición a agentes biológicos que pueden representar una amenaza debido a la exposición, contacto, manipulación o contaminación de agentes infecciosos, tales como: bacterias, virus, hongos, esporas y parásitos. Los peligros biológicos pueden afectar al trabajador por inhalación, inyección, ingestión o contacto con la piel.

La mayor incidencia de estos riesgos biológicos se da en el campo de la investigación patológica, tratamiento médico, almacenes, plantas de procesamiento de productos farmacéuticos, laboratorios, plantas de procesamiento de alimentos y en la agricultura.

Riesgos financieros: Son todos aquellos hechos que atentan contra los intereses económicos de la empresa, como los robos sistemáticos de mercaderías o insumos, hurtos de materiales, instrumentos o herramientas, fraudes o apropiación ilícita de dinero, títulos y valores, así como otros hechos que generan pérdidas económicas considerables a la empresa. Por ello es importante emplear las pruebas psicológicas como elemento de prevención de conductas dolosas de los empleados.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.