Afinando los programas de incentivos

Existen los casos de empresas que no visto resultados positivos a pesar de contar con programas de incentivos. ¿Qué está fallando? Bueno, siempre se suele decir que es la empresa o los empleados, pero tal vez la falla se ubica el mismo programa que no funciona como un real medio de motivación para los empleados.

Los valores monetarios o el reconocimiento en los incentivos no son a menudo el factor crítico de la falla, sino la forma en que emplea la técnica. Un programa de incentivos debe impulsar  hacia una mejora de la productividad en todos los empleados. Pero sucede el caso que no todos los empleados se sienten incentivados. Por ello se deben tener en cuenta lo siguiente:

1. A menudo, los programas de incentivos fallan debido a su complejidad, como sus métodos para calcular la productividad que se debe premiar. Al final, el programa de incentivos se convierte en un freno. Por ello los gerentes deben mantener el programa de incentivos de forma sencilla y asequible. No puede haber ambigüedad.

2. Los verdaderos programas de incentivos debe llevar hacia la acción, es decir que ofrezcan algo verdaderamente deseado por los vendedores. Hay muchas opciones: días de descanso, dinero, premios.

3. Cualquier recompensa de valor pueden convertirse en una actividad sin motivación, decepcionante si el lapso de tiempo para llegar al objetivo es demasiado largo. Como regla general, mientras más rápida será la recompensa, mayor es el entusiasmo por el programa de incentivos.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.