Afinando la elaboración de nuestros objetivos

Trazarse objetivos es una parte importante en la vida. En cualquier ámbito como los negocios, familia, siempre será mejor hacer las cosas con objetivos definidos. Pero trazarse estos porque si no auguran que se cumplan a cabalidad. Podemos estar cometiendo algunos errores que impiden ello. Veamos:

1. Realmente no lo queremos Podemos hacer cosas que no deseamos y con el tiempo esto nos aburre. Tal vez lo realizamos porque complacer a otras personas y le trazamos unos objetivos, pero en el fondo simplemente no habrá motivación. Tener una razón que te parezca importante y que te entusiasme es lo que más te va a motivar.

2. Momento no adecuado En estos tiempos hay poco tiempo y se hacen muchas cosas. Hay determinadas situaciones que son particularmente estresantes y requieren gran parte de tiempo, si es el caso tal vez es mejor posponer nuestros objetivos. Hay cosas que pueden esperar y para ello se necesita el mejor momento, pero no lo utilicemos como una excusa para posponer las cosas.

3. Objetivos poco definidos Los objetivos tienen que ser específicos, realistas, factibles, medibles y de preferencia con un límite de tiempo. Dentro de esos parámetros el objetivo estará mejor definido y estará mejor encaminado a la hora de hacer las cosas en lugar de hacer la cosas, como se dice “a la volada”.

4. Ser demasiado exigente Las exigencias sin tomar ciertas flexibilidades como los imprevistos suelen ser contraproducentes. A la larga pueden llevar a la frustración. En el proceso de conseguir objetivos siempre habrá errores, cosas que escapan a nosotros por lo que no debemos ser tan duros con nosotros mismos.

Bueno, ahora podemos ir corrigiendo e implementar algunos de estos consejos a nuestros objetivos, porque de ellos también depende parte de nuestro bienestar.

 

Agregue un comentario

Required fields are marked *.