¿Estás desempleado?

Estar desempleado es una situación difícil para cualquier tipo de persona, quedarse de pronto sin trabajo no sólo provoca depresión sino que también las inseguridades internas pueden salir a flote y catapultarnos directo al sofá y un control remoto.

Cada día que pasa, la condición de desempleado parece un pozo sin salida, pero quedarnos en casa en compañía de la televisión o cualquier otra actividad adictiva nos separa de la meta final, volver a ser activo laboralmente.

Muchas personas incluso cambian su rutina de vida sin darse cuenta, como levantarse tarde, dejar de asistir a reuniones sociales u ocultarse de amigos y familiares, todo porque le temen al que dirán y que descubran que están sin trabajo, pero esta condición no tiene porque avergonzarnos.

Este período puede ser aprovechado para tomar cursos de capacitación o una meditación interna que nos ayude a evaluar nuestras recientes acciones, actividades que deben estar acompañadas de la principal tarea para un desempleado, ¡buscar trabajo!

Para volver al mundo laboral podemos seguir algunos consejos básicos como:

  • Al igual que cuando teníamos un trabajo, nuestro día debe empezar temprano no podemos dejarnos al abandono y coger malos hábitos.
  • Revisar publicaciones sobre posibles nuevos trabajos, revisar portales de internet y destinar un espacio de nuestra casa para cumplir con esta tarea.
  • Conversar con amigos e informarles que estamos en busca de empleo, ellos pueden recomendarnos o avisarnos ante nuevas oportunidades.
  • No debemos guardarnos nuestros sentimientos de culpa, frustración o de cualquier otro tipo que se crearon cuando perdimos el trabajo, ya que no podremos avanzar en la vida si decidimos encerrarlos en una caja de Pandora.
  • Sí aún vivimos con nuestros padres debemos dejar claro que sí tenemos una actividad que realizar y es la de buscar trabajo, para que ellos respeten nuestro espacio y no nos agobien con tareas hogareñas, sin que esto quiera decir que debemos olvidar nuestras obligaciones en el hogar.
  • Tomarnos un tiempo para actualizar el currículum vitae, es una tarea fundamental, el documento debe estar acorde a los nuevos requerimiento del mercado laboral, por lo que algunos cursos de actualización no le caen mal a nadie.

Además, siempre existe otra salida, podemos crear nuestro propio puesto de trabajo y comenzar con un nuevo proyecto. Esta opción debe ser estudiada cuidadosamente ya que no es una tarea sencilla, se necesita de mucha perseverancia y un buen plan de trabajo.

Sí te quedaste sin trabajo no es el fin del mundo, todavía te queda mucho camino que recorrer y mira el lado positivo, los cambios no le hacen daño a nadie al contrario te ayudan a crecer como persona.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.