¿Cómo afrontar una crisis?

Los constantes cambios en diversos ámbitos del mundo, son vistos y calificados por algunas personas como sucesos trágicos o indeseables. Por el contrario. Cada vez que sucede algo que nos obligue a replantear nuestro curso, nos debe servir para redefinir nuestras metas y objetivos, para deshacernos de aquello que ya no estaba siendo útil y para emprender un nuevo rumbo con nuevas energías y esperanzas.

Puede ser algo tan trivial, pero estos cambios los vivimos día a día, por ejemplo; la ruta que seguía de su casa al trabajo se ha ido complicando porque están realizando obras públicas y el tránsito ha aumentado, o la casa en donde vive ya no es funcional porque la familia ha aumentado, o el empleo que tiene ya no le satisface y tiene otras necesidades. Es hasta que se llega a ese punto, cuando decide que necesita un cambio, es allí donde entra en acción su parte creativa y emprendedora.

En este momento se empieza a cuestionar realmente sus pasos, y la toma de decisiones que le traerán mejores resultados a corto, mediano o largo plazo. Por supuesto que existe también la posibilidad de caer en depresión y la sensación de que “todo está mal y no hay remedio”. ¿De qué depende entonces que algunas personas tomen los obstáculos como motivaciones y otras los tomen como razones para darse por vencidas? Del nivel de Autoestima.

Quienes tienen mejor autoestima, se sienten más capaces de salir adelante, de resolver problemas, de merecer cosas mejores y por lo tanto se sienten motivados para actuar y esto hace que efectivamente encuentren una salida a la situación “problemática”. Quienes tienen baja autoestima tienen una convicción de que su situación no tiene remedio, que no está en sus manos hacer nada, y por lo tanto dejan de probar alternativas y se estancan.

Si se quiere aprender a afrontar una crisis con una actitud de fortaleza y verla llena de retos y oportunidades que abrirán nuevas puertas, se tiene que trabajar en la Autoestima, como un motor que ayudará a vencer cualquier adversidad y salir adelante con excelentes resultados. El éxito y la felicidad dependen de uno mismo, no de las circunstancias externas, trabaje entonces en su autoestima.

Agregue un comentario

Required fields are marked *.