¡Buena vibra en el trabajo!

Te ha pasado que cuando entras a una lugar cerrado de pronto percibes sensaciones negativas y muchas veces quieres permanecer el menor tiempo posible allí. La pregunta es ¿por qué tienes esa sensación?. Seguramente en esa oficina no se respira la armonía que toda persona necesita para trabajar a gusto. ¡Hay mala vibra!

El buen humor, la sonrisa y la cortesía juegan un papel importante en nuestras relaciones interpersonales. Una frase amable acompañada de una sonrisa sincera nos ayudarán a tener un mejor día.

La sonrisa en el trabajo no sólo te ayuda a tomar tus experiencias por el lado positivo y aprender de cada una de ellas, sino que también brinda la armonía necesaria para que tus compañeros de trabajo sientan un ambiente agradable.

Nadie querrá trabajar con alguien que siempre está de mal humor y con el ceño fruncido, una actitud negativa siempre es repudiada y entrarás en la categoría de personas no gratas. Está simple costumbre no sólo nos ayuda en el trabajo sino que también nos sirve en nuestra vida diaria.

Sí haz escuchado que la primera impresión es vital, entonces es momento de reformar nuestras actitudes negativas y tomar la vida con la mejor cara. Aprendamos a sonreír sinceramente y evitemos las sonrisas fingidas ya que siempre se notará tu falta de autenticidad.

Sin embargo, no debemos abusar de esta actitud, el buen humor muchas veces puede ser excedido cuando no sabemos donde debe ser utilizado, hay situaciones donde la seriedad es vital para poder conseguir nuestros objetivos. Tampoco debemos convertirnos en los bromistas del trabajo porque muchas veces no seremos tomados en serio para posibles nuevas oportunidades laborales.

Así es que conviértete en una persona alegre sin dejar de lado tu lado serio cuando este se requiera. Lo más importante es tomar tu vida con una actitud positiva, es decir con buena vibra

Agregue un comentario

Required fields are marked *.